Regresa niña inca a Bolivia tras 129 años en EU

Niña de ocho años, correspondiente a un miembro de la cultura Inca del año 1500 DC. Foto especial.

Redacción

Tras 129 años fuera de su tierra natal y permanecer en una universidad de Estados Unidos, la momia de una niña inca de ocho años bautizada como “Ñusta”, regresó a Bolivia.

La pequeña momia fue entregada el lunes al ministerio boliviano de Culturas para su conservación y se cree que perteneció al período incaico entre los años 1450 a 1532, de la localidad de Pacajes, de acuerdo con autoridades bolivianas.

Los ministros bolivianos de Exteriores, Diego Pary, y de Culturas, Wilma Alanoca, firmaron un acta de entrega de distintos bienes culturales recuperados de Estados Unidos, Argentina y Chile.

La niña “Ñusta”, palabra que significa “Princesa” en lengua quechua, fue presentada el pasado 5 de agosto por las autoridades de Bolivia en un acto en la Cancillería en la Paz, reportó la agencia española EFE.

“Este caso quizás sea el más emblemático dado que es la primera vez que se recupera una momia desde el extranjero”, expresó Pary.

Las autoridades mencionaron que entre los bienes que han sido devueltos a Bolivia están al menos 42 piezas patrimoniales paleontológicas. Foto especial.

De acuerdo con las autoridades de Bolivia, sus restos y el rico ajuar funerario con el que se fue sepultada fueron sacados del país en 1890 por el hijo de un diplomático estadounidense.

Según reportes locales, la momia fue donada a la Universidad Estatal de Michigan(UEM), el año 1890 por Fenton McCreery de Flint.

El diario Boliviano La Razón reportó que el doctor William Lovis, envió un documento donde menciona que la momia de la niña de ocho años, correspondiente a un miembro de la cultura Inca del año 1500 DC, es el resultado del secado natural en una parte árida de las montañas andinas al sur de La Paz.

Así también, explica que el cuerpo fue colocado en una torre de piedra o chullpa junto con sandalias de cuero, una bolsa de maíz, frutas y frijoles, una honda y una calabaza llena de pequeños guijarros.

Las autoridades mencionaron que entre los bienes que han sido devueltos a Bolivia están al menos 42 piezas patrimoniales paleontológicas que fueron incautadas en 2016 en Chile.

La momia junto con los otros bienes recuperados, serán resguardados en el Museo Nacional de Arqueología en La Paz y se realizarán exámenes científicos y de laboratorio para tener más detalles de esas piezas, dijo Wilma Alanoca, Ministra de Culturas y Turismo boliviana.