Desgobierno y escándalo en Cabildo

Independientemente que se haya “pactado tregua”, lo que se ha observado en el Ayuntamiento de Orizaba, es un “desgobierno y escándalo en el Cabildo”.
Desgobierno que preocupa al ciudadano, al observar que los regidores y síndico ponen en evidencia pública, las decisiones que el Presidente municipal toma. No es la primera vez que esto sucede en el actual gobierno de la ciudad, han sido varias las ocasiones en que las determinaciones del Presidente, han sido cuestionadas, al imponer proyectos, contratos, o hacer que se repitan varias veces las votaciones en cabildo, en asuntos importantes para la ciudad, como fue el caso para retirar de plaza pública la estatua del dictador y asesino de los trabajadores de México, Porfirio Díaz. Votación que se obligó hacer hasta en cuatro ocasiones, sentando precedente de autoritarismo y violación de la ley municipal en Veracruz.
Ahora, los regidores, han puesto en evidencia la calidad de las obras públicas que se construyen, sin el avance, que el gasto presupuestal documenta. El “desgobierno” es evidente en Orizaba y ha provocado “escándalo en Cabildo”. Los propios ediles lo han expresado en público. No se sabe si esto es, como medida de presión al Presidente, para obtener aumentos salariales, lo que hablaría mal de la calidad humana de los regidores y síndico, o en verdad, hay incapacidad del Presidente municipal en el gobierno.
Los periódicos de la ciudad, han dado cuenta pública del escándalo que se ha suscitado al interior del Cabildo municipal. Los últimos meses, los regidores, por diversos medios, han manifestado dudas, respecto al manejo presupuestal, incluso alegando que no conocen cuanto del presupuesto 2019, que es de 650 millones de pesos, se lleva ejercido. Han dicho, sólo lo sabe el Presidente y el tesorero. Si ellos que están en el Cabildo (poder) no lo saben, la ciudadanía menos. Eso es lo que genera dudas y malos pensamientos en la población.
Sumándose al “Escándalo del Cabildo de Orizaba”, y dentro del curso que impartió el IVAI a ediles y funcionarios en Orizaba, se da a conocer el “conflicto de intereses” por parte del IVAI, entre la persona que ocupa dos puestos en el Ayuntamiento, una de contralor y otra de titular de la Unidad de Acceso a la Información Municipal. Esto, aparte de ser otra violación a las leyes de la entidad, por parte del Presidente, que es el que hace los nombramientos, pone al descubierto el autoritarismo que continúa en el gobierno de Orizaba. Es posible alegue la comuna, desconocimiento de las leyes de Veracruz, lo cual pondría al descubierto, una vez más, la incapacidad para gobernar un municipio.
No se había visto, por lo menos los últimos 25 años, que los regidores y síndico cuestionaran, abiertamente, a un presidente municipal en Orizaba. Si los regidores y síndico consideran tener la razón, legalmente pueden destituir al Presidente, sustentando su decisión en hechos y evidencias probadas y, notificándolo al Congreso, para su validación. Ellos son mayoría y lo pueden retirar del cargo. Declaraciones han hecho los ediles a la prensa, cuestionando la falta de transparencia en el manejo de los recursos municipales, cuestión que preocupa al ciudadano, que observa el desgaste en que ha caído, el grupo político empresarial dominante del PRIAN, en el Ayuntamiento de Orizaba. El fracaso de sus políticas “neoliberales urbanas” ahora se refleja en desorden administrativo.
Ahora bien, muchas de estas anomalías que hoy se denuncian, vienen de hace tiempo, y los regidores no decían nada. Tal el caso de los abusos de la policía ante vendedores ambulantes, indígenas y jóvenes. El asesinato de los dos hermanos profesionistas en plena calle, y la terquedad en sostener al jefe de la corporación, los abusos de Tránsito municipal con los automovilistas, que los remiten al “corralón”. Marchas vecinales se han hecho contra el gobierno municipal actual, durante el año ocho meses de gobierno que lleva, recuerden ustedes las del mes de noviembre del 2018, demandando justicia por los hermanos asesinados, donde un muchacho, ayudado por la muchedumbre “tocó la campana del Palacio municipal” en señal de duelo.
Las declaraciones a la prensa por parte de los regidores y síndico, aun de forma tardía y por ello cuestionable, muestran los recovecos del poder, que quizás se estén prestando a abusos y desfalcos al presupuesto. Lo cierto es que, a pesar de las declaraciones del contralor, que al tener, ilegalmente, dos empleos en el Ayuntamiento al mismo tiempo, se ha convertido en “juez y parte” en la administración municipal, situación que pone en evidencia la probidad de sus tareas.
Como contralor tiene la función de vigilar se gaste conforme a lo programado, no haya desvíos en el presupuesto, todo en relación con el Plan Municipal de Desarrollo (2018 – 2021) y, en caso de encontrar anomalías denunciar de inmediato, ante instancias judiciales.
Cómo titular de la Unidad de Transparencia Municipal, tiene la obligación de subir al portal oficial municipal, lo que ordena la Ley de la materia, pero con esta “duplicidad” de funciones, probablemente, considere conveniente, quizás ocultar vicios, que debieran denunciarse. Por ello la inconformidad del IVAI por el “doble” puesto.
Es muy importante fluya la información de todo tipo del Ayuntamiento a los ciudadanos, para que no haya especulaciones, malos entendidos e interpretaciones, pero esto no se hace y por tanto, la ciudadanía sólo se entera de retazos de información y no tiene claro, el gasto del gobierno. Los regidores y síndico, han explicado que hay obras con atraso, con errores técnicos, con costos altos, ponen el ejemplo de las tres calles del “Paseo Colón” que tienen costos millonarios, considerados un gasto enorme para el tamaño de la obra. El BiOri, inspeccionado por los ediles, explican, no muestra el avance de obra que reportan los gastos realizados. Por todo ello, hace falta que los cinco regidores y la síndico, ofrezcan “conferencia de prensa documentada”, para que los ciudadanos de Orizaba y los medios de información, podamos conocer y preguntar sobre los gastos municipales, sueldos de los ediles, funcionarios y personal de confianza, nómina de sindicalizados, contratos de obra y tantos asuntos que sólo se conocen cuando hay “Escándalo en el Cabildo”.
De no hacerlo los regidores y síndico, dejarían ver irresponsabilidad ante los orizabeños. No se vale hacer alboroto para obtener, en su caso, fines personales, sino demostrar con documentos en mano, que se está gobernando mal la ciudad y que no se es cómplice de ello. Todos los integrantes del Cabildo tienen sueldos muy altos, que deben bajarse, proponemos, a sólo 20 mil pesos al mes. En los sueldos municipales debe haber austeridad. Gobernar es informar, consensar, no imponer, no reprimir, tener transparencia y acceso a la información, esos son componentes que hacen un gobierno “abierto a la ciudadanía”. Esconder información implica, entre otras cosas, suponer que algo no se está haciendo bien en el gobierno.
El presidente de México ha dicho, una y otra vez, que hay que gobernar con “transparencia y en austeridad republicana” y esto, a mi juicio, no está sucediendo en Orizaba. Los sueldos de los regidores, síndico y Presidente municipal son muy altos, entre 50 y 60 mil pesos mensuales, cuando el promedio de sueldos en la ciudad, apenas llega a 6 mil pesos al mes y los trabajadores de las tiendas del Centro Histórico, ganan 700 pesos a la semana. 8 de cada 10 orizabeños viven en condiciones de pobreza, 6 de cada 10 pagan renta, 7 de cada 10 son subempleados y no tienen seguridad social.
Mientras esto sucede en la vida diaria de la ciudad, los regidores, síndico y Presidente municipal tienen sueldos propios de la “clase dominante”, por ello deben bajarse el sueldo a 20 mil pesos al mes. Deben demostrar que no están en el Cabildo por dinero, que no entienden la política como negocio. “La política no debe ser lucro ni fuente de enriquecimiento, debe ser servicio a la comunidad”, ha dicho el presidente López Obrador en sus giras en Veracruz, pero aquí en Orizaba, sus palabras se las lleva el viento.
Regidores de izquierda y derecha, síndico y Presidente, no ponen el ejemplo, ganan mucho dinero y el pueblo está pobre. Recuerden, el pueblo tiene “memoria histórica” y vienen elecciones en 2021. Para que las cosas cambien en el gobierno municipal, es necesario, lo hemos escrito una y otra vez en las páginas de Diario El Mundo, que los vecinos, colonos, ciudadanos, exijamos derechos, información, obras necesarias (no faraónicas) y, a la vez, organizarse en barrios, colonias y unidades habitacionales.
Ahora se muestra la verdadera cara del gobierno municipal. En mi opinión profesional, hay “rebatinga por el poder” aun cuando los integrantes del Cabildo, viven con privilegios y se protegen. Con estas cosas, en el Cabildo se ha diluido la respetabilidad, el honor y el compromiso vecinal. Somos los ciudadanos los que tenemos que rescatar, para el pueblo, al gobierno municipal en las próximas elecciones, no dejar que repitan los del PRIAN. Ellos cómo “privilegiados del poder” no harán nada por los desempleados, subempleados y marginados de la ciudad.
De momento, hay que exigir hacer las obras que nos interesan y no las que quieren imponer, tal el caso del estadio de futbol de 200 millones de pesos. Hay muchos pendientes en Orizaba, el primero de ellos, “a pesar de la tregua temporal de la clase dominante en el Cabildo”, es informar en una conferencia de prensa, con documentos en mano, los motivos de su desconfianza, explicando las razones de fondo, del “Desgobierno y Escándalo en el Cabildo de Orizaba”, de lo contrario quedarán sin credibilidad…
En otros temas… Nos escriben los vecinos de la Poniente 7, recordando, insistamos sobre abrir la “Preparatoria Municipal” (pública y gratuita), en Orizaba. Nos dicen, que las inscripciones y colegiaturas están muy caras, existiendo un monopolio en la ciudad de la educación, ya que sus exigencias de uniformes, útiles y cobros, son muy parecidos. Por ello, solicitan al Cabildo apruebe los recursos suficientes para este proyecto educativo que urge en el municipio, lo piden los padres de familia…
Murió el amigo Ángel Ramos, conocido como SÍO, caricaturista de Diario El Mundo, por muchos años. Ángel y el que esto escribe fuimos amigos desde los años 80. Su oficio fue la sastrería y su vocación la caricatura política. Ángel fue promotor en Orizaba del Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), del ingeniero Heberto Castillo. No hace mucho compartimos el pan y la sal, en una cocina económica de la colonia Ferrer Guardia, lugar donde vivía. Ángel fue buen amigo y compañero de luchas populares, le sobreviven sus hijos, a quienes ofrecemos sentidas condolencias… ¡Descanse en Paz!…
La película “El último tren” o (Corazón de fuego), es genial. Se estrenó en 2002 en Nueva York, pero fue producida en Uruguay, bajo la dirección de Diego Ursuaga. Trata de la defensa de una máquina de ferrocarril, considerada patrimonio nacional, por un grupo de viejos jubilados, que desafían a la autoridad, porque el dueño de la máquina, la vende a una productora de cine de los EE.UU. Por ello los jubilados piden el apoyo del pueblo, dicen: “el patrimonio no se vende”. Muy propia para cineclub de análisis y reflexión, está en youtube (gratis)…
Saludos lectores de Diario El Mundo.

*Politólogo (UNAM, BUAP). Catedrático. Investigador Universitario.
[email protected]

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz