Caen ventas en mueblerías

Raquel Hernández G.
El Mundo de Tecamachalco

Tecamachalco.- A pesar de que los costos de los diferentes muebles no han incrementado desde hace varios meses, las ventas permanecen bajas, vendedores señalan que ahora las personas se limitan a comprar muebles o productos de línea blanca, esto por la falta de economía y la inseguridad que se registra en la región.
Diversas mueblerías de la zona centro han tenido “bajas y altas” en sus ventas, esto a pesar de que han mantenido sus precios y en algunos negocios hasta han aplicado promociones para no tener pérdidas por los días bajos, pues pocos ya son los que recurren a comprar a sus tiendas.
Sonia Castro, vendedora, mencionó que lo que más les preocupa son los temas de inseguridad, pues sus proveedores ya no surten como antes, por lo que ocasiona que la gente compre cada vez menos, “anteriormente se vendía mejor cualquier tipo de productos para el hogar, pero ahora ya buscan las facilidades de pago”.
Comentó que las personas que entran a su negocio preguntan si hay sistema de apartado, cuánto es lo que tienen que dejar y en qué tiempo pueden liquidar su mercancía, así como si incluye el flete, pues en algunos lugares por la inseguridad ya no brindan ese servicio.
Agregó que a pesar de brindar buenos precios, las ventas han decaído de manera considerable, pues desde hace 20 días no les ha llegado mercancía nueva, por lo que se ha vendido poco.
De igual manera, Arturo Ortigoza, encargado de tienda, señaló que las ventas han bajado en los últimas fechas, por lo que su empresa ha tenido que cerrar algunas sucursales de la región, sin embargo, opinó que no hay mucho flujo de efectivo, pues las familias tienen gastos fuertes del regreso a clases.
Asimismo, dijo que los clientes ya no cargan grandes cantidades de dinero, por el temor de ser asaltados, por lo que se limitan a comprar algún mueble, pues la economía está rezagada y es por fechas cuando los productos se consumen más.
En cuanto a la competencia se mantienen los precios estables, señaló el entrevistado, pues ya desde casi más de cuatro meses no se han incrementado, “los precios siguen igual, las ventas son pocas y si le subimos, menos se van a vender”, expresó el encargado de tienda y dijo que la situación ha cambiado, pues anteriormente sus ventas al mes eran de alrededor de 200 mil pesos, pero ahora sólo llegan a vender de 80 a 100 mil pesos.