“Mitomanía o Pseudología Fantástica: La Mentira como Realidad”

Hands writing on old typewriter over wooden table background

“Mitomanía o Pseudología Fantástica: La Mentira como Realidad”
Por
Psic. César Sinuhé Gómez Sánchez.

La Pseudología fantástica o Mitomanía compulsiva, es un trastorno de tipo psicológico-psiquiátrico, en que el sujeto miente de forma repetitiva, compulsiva y sin control, distorsionando la realidad para lograr un mundo paralelo que considera verdadero. Este trastorno mental se caracteriza con una necesidad desmesurada por el utilitarismo de la mentira, afectando de igual manera a hombres y mujeres.

Los individuos que padecen de mitomanía o Pseudología fantástica, pueden mentir de manera consciente o inconsciente, con los objetivos, de lograr ser admirados, por un lado, mientras que por el otro, el satisfacer una necesidad de manipulación sobre los demás, en ambos casos mediante el uso distorsionado de la realidad que los ayude a escapar de sus conflictos. Sus primeros signos o síntomas inician en la infancia a causa de desordenes en el sistema nervioso central, desde aspecto neurológico y desde lo psicológico, va asociado a fracturas en la relación con madre y padre, debido a que son los encargados de transmitir en el niño los modelos de amor (madre) y autoridad (padre).

La mitomanía es un sello representativo de existencia para el afectado, debido a que incorpora a sus diversos estilos vida una realidad deformada y basada en la fantasía (delirio), que culmina por adquirir el rango de verdad para el sujeto, esto es, que el mitómano considera sus mentiras como verdad, creyendo y basando su vida en ellas, elaborando así, rasgos de tipo paranoide en él, pues se desfigura la concepción de sí mismo y se magnifica en un delirio de grandeza que oculta la verdad, la cual le resulta insoportable. “El mitómano huye consciente e inconscientemente de la realidad y la verdad”.

Entre los síntomas más característicos de la mitomanía encontramos: a) Tendencia a mentir o inventar hechos en beneficio propio, b) Simular enfermedades físicas o mentales para ser el centro de atención, c)impulso desmesurado por mentir, d) mentir para obtener prestigio, e) mentir para hacer daño (manipular), f) Magnificación de la realidad, g) Baja autoestima, h) ansiedad y estrés, i) depresión, j) delirio (capacidad de creer sus mentiras por medio de la utilización de la fantasía). La mitomanía ha sido asociada o emparentada a otros padecimientos y trastornos mentales como: trastorno histriónico, trastorno límite de la personalidad o borderline, trastorno narcisista, depresión y síndrome munchhausen.

En la Mitomanía o Pseudología Fantástica observamos dos tipos, los cuales son: 1. Vanidosos: mienten resaltando virtudes propias o actos que les lleven a obtener la admiración de los demás; 2. Perversos: caracterizados por una agresión interna que les inclina a dañar a otras personas mediante falsas acusaciones y calumnias. El perverso es considerado como peligroso, debido a que necesita de conflictos con los demás, por medio del utilitarismo y juego de sentimientos y confidencias de sus seres cercanos le han depositado, y así satisfacer su necesidad de manipulación y agresión. Para el tratamiento de la mitomanía se sugiere en el mayor de los casos intervenciones psicoterapéuticas clínicas con alto nivel de conocimientos y saberes en psicopatología y psicoterapia como psicoanálisis. Es Posible… ¿Hablamos?.

Psic. César Sinhué Gómez
Terapia Psicoanalítica
Niños, Adolescentes, Adultos y Parejas
Cita Previa:
271 749 3432
facebook.com/InvestigacionesCientificasYPsicoterapia
Web-Blog:
http://incientificasypsicoterapia.blogspot.mx/
e-mail:
[email protected]