Piden a la Virgen paz y seguridad

Alán García
El Mundo de Córdoba

Ante de la inseguridad y los asesinatos que se han registrado en los últimos meses en el mercado Revolución y la periferia, este año locatarios del zoco pidieron a la Virgen de Los Lagos su intercesión para que cesen los hechos de violencia y regresar la paz para los comerciantes y familias que ahí llegan para vender y comprar sus productos.
Sujeta a un triciclo y adornada de flores, los comerciantes del Revolución veneraron a la Virgen, que recorrió en centro de la ciudad acompañada de música y danzas en su día.
Bajo una ligera lluvia, el fervor religioso fue mayor para agradecerle a la virgen los favores otorgados durante un año en sus ventas y para sus familias, en una celebración eucarística que se celebró en la iglesia de San Miguel Arcángel.
“Pedimos tener armonía y paz porque sabemos la situación que estamos pasando, económicamente, tener tranquilidad para nosotros los locatarios del mercado Revolución”, expresó la comerciante Maribel Palacios Murillo.
La celebración que data desde hace más de 50 años se había perdido hace aproximadamente tres, pero se retomó, al considerarla la virgen de los comerciantes.
“Es una tradición que llevamos los comerciantes, aquí los favores que nos ha hecho es que nos ha protegido. Le pedimos que haya paz”, dijo José Luis Martínez Murillo.