No te acerques tanto a un dron

Foto; Especial

Redacción

Dicen que la curiosidad mató al gato, pero, cuando cambiamos al gato por una chica de cabello largo que se acerca curiosa a un dron, puede ser que entendamos en plenitud la frase.

Esto lo vivió Layney Jo el pasado mes de julio cuando perdió una parte de su cabello luego que un dron que hacía tomas a una fiesta se le enredara en su pelo.

Los hechos ocurrieron durante una fiesta en un lago de la ciudad de Lewisville, en Texas, donde jóvenes de la Universidad del Norte de Texas grababan con un dron los alrededores del bote en el que viajaban.

Layney se acerco al dron para saludar a la cámara montada en el artefacto, pero al contacto con algo, el dispositivo perdió el control y terminó enredado en su pelo.

En un video que circula en redes sociales se observa el acercamiento y como pierde los objetivos y sólo se alcanza a ver la sombra del dron enredado en la cabeza de Layney.

El incidente ocurrió el 21 de julio de este año y fue compartido en Twitter por Ty Hellman que manejaba el dron.

Hellman dijo que el aparato se enredo tanto en el cabello de Layney que tuvieron que cortarle el cabello, imagen que puede verse en su cuenta de Twitter, donde añadió el comentario: “Bienvenido al jodido show de mi vida, nunca más me acercaré a un dron”.