Dependen de joven para acusar a policías

Espera PGJ a que adolescente acuda a señalar a los 4 agentes que abusaron de ella. Foto Reforma

Agencia Reforma

CdMx.- Pese a tener cámaras de vigilancia, grabaciones de radio, el testimonio de la víctima, retratos hablados, un examen médico y seis policías suspendidos, la Procuraduría no puede formular imputación contra los responsables de violar a una adolescente en Azcapotzalco.

De acuerdo con el vocero de la dependencia, dependen de la identificación de la víctima, para poder imputar a uno o más policías.

Su sola identificación a través de la cámara de Gesell sería la prueba suficiente, que no sustenta el resto de la investigación que ha integrado la Procuraduría, a una semana de que ocurrieran los hechos.

“A pesar de todas las pruebas que hemos recabado no se ha podido ubicar a los probables responsables, por lo que es indispensable que la víctima colabore con las investigaciones.

“Sin embargo, bajo el principio de mayor protección y trato humanitario, respetaremos los tiempos de protección y recuperación emocional de la víctima y su decisión en todo momento”, expresó Ulises Lara, vocero de la Procuraduría.

El funcionario añadió que no se desistirá en la investigación.

De acuerdo con la carpeta de investigación CI-FDS/FDS-4/UI-FDS-4-01/00487/08-2019 iniciada en la Fiscalía de Delitos Sexuales, la víctima regresó de una fiesta y a unas cuadras de su casa, una patrulla del Sector Cuitláhuac se detuvo y los agentes la obligaron a subir en la parte trasera.

La joven fue violada por cuatro policías y luego abandonada en la calle.

Lara recalcó que las investigaciones continúan y esperan a recabar más elementos para inculpar a los agentes que se encontraban la madrugada del sábado 3 de agosto en la zona.

“Hemos solicitado por eso la identificación de los elementos, las imágenes, las grabaciones de radio, todos los elementos que puedan poner en el lugar de los hechos a los probables, y lo que hemos encontrado es que hay inconsistencias”, abundó.

Insistió que ningún elemento de los que cuentan es tan contundente como un señalamiento directo o una prueba de ADN.

“Se tiene que imputar a alguien y eso se tiene que probar y para probarlo necesitamos elementos, esos son los elementos que no tenemos para probar quién fue, si los tuviéramos, los estaríamos acusando”, reconoció.

Por separado, el Secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta, reveló que 10 policías de diferentes sectores de Azcapotzalco ya acudieron a declarar de forma voluntaria.

“No están en servicio, están concentrados y están disponibles para cualquier diligencia que requiera la Procuraduría”, afirmó.

Agregó que, aunque la ciudadanía siempre busca una justicia inmediata, el caso amerita que se agoten las investigaciones.