Vecinos paran ‘cateo’ en Campo Grande

Leobardo Lima
Diario El Mundo

Ixtaczoquitlán.- Policías estatales y municipales de Ixtaczoquitlán, causaron pánico y zozobra entre vecinos de la calle Hidalgo de la congregación de Campo Grande, al pretender ingresar a una vivienda sin la respectiva orden de cateo, y al no lograr su objetivo se retiraron.
Como parte de la acción policiaca encabezada por los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), toda aquella persona que se atrevía a pasar por ese lugar, era sometida a una exhaustiva revisión, lo que aumentó el enojo y malestar de los vecinos de esta localidad.
Una mujer, propietaria de la casa que sería cateada por los policías, la cual se negó a proporcionar sus datos ante el temor de posibles represalias, dijo que ayer alrededor de las 14:00 horas varios grupos de policías estatales y de Ixtaczoquitlán, arribaron a su casa que se localiza sobre la calle Hidalgo entre Revolución Mexicana y Cinco de Mayo de la comunidad Campo Grande, con la intención de ingresar bajo el argumento de buscar mercancía robada.

Llegan vecinos
En medio del pánico y llanto de sus familiares en la vivienda de escasos recursos, la señora rechazó tales acusaciones, e incluso los invitó a pasar para que verificaran que ellos no tienen problemas con nadie y mucho menos, almacenan mercancía de dudosa procedencia, tal como la Policía lo aseguraba.
Varios vecinos ya habían salido de sus respectivas viviendas, al notar el movimiento de patrullas y escuchar las súplicas de la señora. En tanto, los policías estatales y zoquitecos revisaban a todo aquel que pasaba por esas calles, lo que los pobladores calificaron como un abuso de autoridad y un atropello a sus derechos humanos.
Finalmente, para evitar un enfrentamiento con los vecinos que se encontraban muy alterados, llamando a través de mensajes por el celular a más pobladores para que los apoyaran, los policías de las dos corporaciones decidieron retirarse de Campo Grande, sin que hallan efectuado el cateo instruido por sus jefes, para el cual no mostraron un mandamiento judicial.