Talento que inspira


David Enríquez Estrada
El Mundo de Tehuacán

Una disciplina la cual empezó a sonar en los 90‘s en las tierras cafetaleras de Colombia, ha venido revolucionando el gusto por hacer una actividad física en los últimos años, tanto en hombres como mujeres, así desde los más pequeños hasta los más grandes.
Actualmente, la zumba está presente en poco más de 200 países del mundo, arrastrando a casi 15 millones de personas semanalmente. La ciudad de Tehuacán no pudo quedarse atrás y con maestros certificados, los tehuacanenses disfrutan de esta actividad deportiva.
Ángel Álvarez, de tan sólo 21 años de edad, le ha dedicado su vida a la zumba, siendo uno de los instructores con certificación y talleres que existen en la ciudad.
Inspirado por el tijuanense Sahel Vera, Ángel no sólo ha dado clases en gimnasios o centros deportivos locales, sino también lo ha hecho en Tlacotepec, Huixcolotla, Zozutla, Tecamachalco, Palmar de Bravo, entre otros.
Con cuatro sesiones al día durante seis días de la semana, Ángel cuenta con un promedio de 50 personas por clase, siendo uno de los favoritos de la gente.
Él, prepara sus clases desde su casa, empezando con escuchar una canción, mientras su subconsciente ya está armando los pasos para la sesión, los cuales constan en cuatro.
La zumba es una disciplina fitness donde te puedes ejercitar y divertir a la vez, enfocada principalmente en mantener un cuerpo saludable y por otra, a desarrollar, fortalecer y dar flexibilidad al cuerpo mediante las sesiones.
Las sesiones se dividen en tres partes: Calentamiento, clase y enfriamiento; con un tiempo de 10, 40 y 10 minutos, respectivamente. En una sesión que dura una hora, se pueden llegar a eliminar hasta 1500 calorías.
Aparte del beneficio que le da a tu cuerpo, la zumba hace que refuerces más tu autoestima, pues convivir con un grupo hace que socialices con personas que probablemente tengan los mismos gustos que tú.
Existen diferentes tipos de zumba, pero la más conocida es la que durante una hora fusiona movimientos de alta y baja intensidad para quemar calorías. En estas clases se combina el equilibrio y la flexibilidad con el trabajo cardiovascular y muscular, así como el aumento de energía. En las sesiones de clase, lo más habitual es ir al ritmo de merengue, cumbia, salsa, reggaetón, bachata, banda, hit hop, etcétera.
Tehuacán ha tenido una gran aceptación en la zumba, pues desde niños de 4 años hasta personas mayores de 60, se muestran felices tanto en los gimnasios como en los parques públicos de la ciudad.