La política del vecindario

Tomar el poder local sin cambiar la vida municipal, no tiene sentido. Los pensadores de la izquierda progresista y libertaria, que aún creen en la democracia liberal como medio de transformación popular, tienen obligación de cuestionarse sobre los siguientes puntos. ¿Para qué tomar el poder sin cambiar las “relaciones de producción” en un municipio, que son las que producen pobreza y miseria?
Las “relaciones de producción capitalista” son las que han hecho desigual los municipios de México, generado pobreza en 76% del territorio nacional. Lo anterior es paradoja que propone analizar, en nuestro tiempo y contexto, el politólogo y sociólogo marxista, Irlandés John Holloway. La lectura de su libro “Cambiar el Mundo sin Tomar el Poder”, (Ed. Herramienta/BUAP, 2014), pone en aprietos a miles de militantes “oportunistas” que solo ven cómo fin último de la política, el treparse a un puesto político, sin importar otra cosa, que cobrar jugosos sueldos.
Ser militante de izquierda, interpreta el Dr. Holloway en su libro, es situarse más allá de la burocratización en el aparato de control del Estado, llámese municipio, gobierno estatal o nacional. La lectura del libro vale su estudio, porque muestra lo que debe ser “La Política del Vecindario”. Tradicionalmente en provincia, la izquierda tiene pocas oportunidades de debatir e intercambiar ideas políticas, los contextos la limitan. Los militantes acostumbran reunirse en periodos de campañas, para el proselitismo electoral, no lo hacen en otros tiempos, con ello se rezagan en el debate y se atrasan en el “deber ser”.
El alejamiento de lo teórico no fortalece el pensamiento alternativo, con propuestas creíbles. Lo teórico debe ser lo primero, de lo contrario se da entrada a las dádivas de corrupción. El municipio de Orizaba tiene en su haber, un grupo de pensadores, que no han logrado transcender más allá de las ilusiones temporales. Los debates y coloquios han estado ausentes en periodos donde no hay campañas electorales.
Con excepción del Congreso Mexicano de Sociología, realizado en la USBI/UV/IXTAC en Octubre del año pasado, con el fin de recordar los 200 años de la publicación de la obra del filósofo y economista Carlos Marx, “El Capital”, no se han realizado, foros, encuentros, debates que pongan en tela de juicio la forma como conduce la derecha burguesa (PRIAN), el gobierno de la ciudad.
Tenemos, en particular, 9 años escribiendo para Diario El Mundo (2010-2019), temas políticos y municipales, y no conocemos colectivo actual que promueva la discusión respetuosa y argumentada de temas polémicos que involucren al gobierno de la ciudad, al municipio y los militantes de la izquierda (anarquista o libertaria). ¿Por qué pasa esto en un municipio donde su población vota, cada vez más, por la izquierda?, ¿cómo explicar el no tener una “Radio Comunitaria” que sea voz de los que no tienen voz?, ¿dónde están los militantes que no muestran su perfil teórico, su manera de conceptualizar la problemática de Orizaba?,¿qué les pasa a los organismos de base comunitaria, a los colectivos vecinales, grupos culturales “independientes” que no debaten propuestas que ilustren al ciudadano, cómo pretenden ejercer el poder público, si ganan el próximo gobierno de Orizaba en 2021?
El libro propuesto para su análisis, genera la iniciativa de que las militancias se sacudan el oportunismo, arribismo, chambismo, el estar esperando tiempos de elecciones para hacerse presentes y exigir un puesto “burocrático”. Orizaba es un municipio donde la izquierda puede gobernar en el corto plazo, hay condiciones para ello, por eso necesita trazar la “Política del Vecindario”. Ello sucederá sólo si se trabaja con tiempo.
Por otra parte, los regidores tienen que entender que no son burócratas del presidente en turno, que representan la voz del pueblo. La derecha patronal agrupada en el PRIAN, nada tiene para ofrecer al ciudadano. Su proyecto de Pueblo Mágico fue todo lo que pudieron aterrizar. Al ser sus intereses de otra índole, mercantil, comercial, capitalista, ya se les acabó la proyección y, ahora no tienen nada que ofrecer a la ciudad. Otro asunto, importante que se debe atender, son los infiltrados que se “cuelan” a la izquierda e interrumpen su evolución. Alteran procesos, desvían la atención de lo importante, hacen acarreos de gente, violentan las asambleas, malogran la vida partidaria. Veracruz no es excepción en este aspecto.
El intelectual de izquierda debe saber dirigir, visualizar la historia nacional y regional de forma crítica para trazar el plan de gobierno municipal. No hay otra manera de ganar el poder local. La burguesía del PRIAN “no lo entregará en bandeja de plata”. El poder se gana, se defiende y se extiende cómo servicio público. Hay que entender los fracasos de la izquierda en Latinoamérica, México, Veracruz y Orizaba así como sus relativos éxitos. Ante todo debe mantener la lucha “antisistema” frente al capitalismo neoliberal. “La izquierda nunca debe olvidar ser anticapitalista” (Holloway; 2017).
En el Congreso Mexicano de Sociología del año pasado, se reunieron un centenar de profesores e investigadores de renombre ¿qué aprendimos del pensamiento marxista expuesto en el auditorio de la universidad?, ¿cuáles las enseñanzas a partir del análisis de las mesas de trabajo?, ¿cuál nuestra reflexión pública acerca de la violencia que proviene del Estado a la luz del libro El Capital?, ¿cómo desmantelar las estructuras de dominación ideológica, económica y policial municipal?
Hasta hoy no observamos trabajo teórico relevante en la ciudad. En Orizaba, su izquierda, necesita reflexión, teoría y práctica política. No solo manifestaciones (muy importantes por ser parte de la lucha y deben sustentarse con teoría crítica, anulando lo espontáneo), darles sustento, contenido que evite el actuar solamente en coyunturas (por ejemplo, cuando hay represión policial, desaparecidos). La lucha política debe ser permanente contra el sistema de injusticias. A mi juicio, no estamos haciendo el “trabajo político” que requiere Orizaba.
La ciudad exige del gobierno actual, conocer su presupuesto, plan de desarrollo municipal, rendición de cuentas mensuales, transparencia en la toma de decisiones, consultas ciudadanas (conducidas por el INE) de los temas donde se involucren recursos, proyectos e iniciativas que afecten la población. La política municipal debe ponerse al servicio de la justicia y la redistribución de la riqueza (vía empleo, salarios). El presupuesto municipal debe ayudar a salir de la pobreza a los marginados, desempleados y empobrecidos de las colonias y barrios, sin simulaciones.
El Congreso local, por su parte, tiene que hacer su trabajo, rediseñar el marco normativo, simplificar la “maraña” de leyes y decretos que propician corrupción (al enredarlo todo el poder judicial saca tajada de león), deberá hacer reingeniería legislativa. El Congreso debe actualizar las leyes del poder judicial estatal para poder acabar con la corrupción. Hay que comprometerse a transformar la estructura de dominación (ideológica y económica), que tiene atrapado a Veracruz (deudas, juicios).
Las necesidades en Orizaba son muchas, citemos algunas: ciclovía que cruce la ciudad (derecho del ciudadano a la movilidad alternativa), reforestación de los espacios abiertos que hay en el municipio (no permitir obras como el estadio de futbol), transparencia y rendición de cuentas (habilitar el portal oficial municipal con información financiera), aclarar el conflicto financiero del extoreo, las rentas del Poliforum, los ingresos por parquímetros, por teleférico, por baños públicos municipales. El pago de los 50 millones de deuda en Orizaba debe ser prioridad del actual cabildo y de la izquierda en el municipio.
Lo anterior, con el fin de aterrizar “Las Propuestas del Vecindario” en un municipio dañado por la violencia y la represión policial. La izquierda debe evitar “distractores”. La estatua del dictador y asesino Porfirio Díaz hay que sacarla de la ciudad. No debemos tolerarla. Es una afrenta al movimiento obrero mexicano. Hay que detectar ¿qué áreas, grupos de poder son los privilegiados del presupuesto municipal 2019? Hay que revisar el gasto presupuestal. El cabildo es la parte medular de todo gobierno, ahí se toman decisiones. Los cabildos por ley son abiertos al público y deben anunciarse con anticipación al ciudadano por medio de la prensa o mediante pizarra a la puerta de palacio. No permitamos impedimentos a la libertad de información y expresión.
La democracia (liberal) debe ser participativa y distributiva de la riqueza. Si no hay esto, entonces es gobierno autócrata. “Hay que trabajar por una democracia comunitaria, vecinal, barrial, es decir, empezar a caminar hacia el socialismo democrático del siglo XXI en los municipios de México, según recomienda el Dr. Dieterich Heiz, catedrático de la UAM/Xochimilco…
En otros asuntos… La nueva estrategia del gobernador de Veracruz, a partir del mes de agosto, es recorrer todos los municipios de la entidad, de tal manera que al entablar una relación directa con sus habitantes, conozca de viva voz los problemas locales y construya “empatía” con los vecinos. Con ello también fortalecer la presencia de la izquierda local, en cada uno de ellos, con el fin de que en 2021, se logren ganar para la “IV Transformación Nacional” la mayoría de ellos.
El gobernador sabe que tiene que rendir “buenas cuentas” al presidente de México y, una de ellas es obtener para Morena, por lo menos el 70% de los municipios más importantes de Veracruz, los diputados federales y senadores de la República…
La película “El Juego Perfecto” (1986), muestra un grupo de niños marginados, pero optimistas de un barrio de Monterrey, que hacen hasta lo imposible, por sacar adelante su equipo de beisbol y llegar a las ligas infantiles de los EE.UU., donde se coronan campeones de la liguilla. Una película para reflexionar sobre la desigualdad en el capitalismo, además uno se divierte con lo intrépido de los pequeños jugadores, del deporte más inteligente que conozco, el beisbol…
Para los que nos gusta el senderismo, este fin de semana estaremos en el bello Fortín de las Flores, recorreremos algunos lugares sembrados de café, observaremos las barrancas y nos tomaremos la “clásica” fotografía del camino. El senderismo es toda una experiencia para relajar la mente, quien lo practique, decía el Dr. José Sarukán Kermes (exrector de la UNAM en los años 80), apreciará la vida, comprenderá la naturaleza y conservará la ecología …
La matazón de mexicanos en Texas, muestra los niveles altos de enajenación que padecen sectores de los EE.UU. El pensamiento derechista y fascista de grandes segmentos gringos, desprecian a los migrantes, negros, chinos y mexicanos, los catalogan cómo “invasores” a su nación. Desde los tiempos del “Kukusklán” (1950), grupo de asesinos que cazaban migrantes en la frontera, hasta hoy, su sadismo no ha cambiado. Muestra de ello es su presidente de derecha Donald Trump, quién con su discurso “discriminador” alienta el asesinato de compatriotas y la desigualdad mundial…
No es lo mismo “materialismo que mercantilismo”, muchos se confunden. Materialismo es una corriente de pensamiento filosófico que se basa en la objetividad, en las características de la materia, de la historia y la política. Mercantilismo es lucro, avaricia, ganancias…
Saludos lectores de Diario El Mundo.

*Politólogo (UNAM, BUAP). Catedrático. Investigador Universitario.
[email protected]

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz