Amagan cafetaleros con movilizaciones en el país

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

“Las actividades del campo ya se están pasando; si no se ejercen los recursos fiscales se pueden ir a subejercicio y no tiene la culpa ni el productor ni nosotros, sino el Gobierno federal. Ya queremos que se entreguen las tarjetas, porque según ellos hay 197 mil tarjetas de las 223 a nivel nacional, y quedaron que este lunes iniciaban, si no, vamos a movilizarnos en todo el país”, señaló José Luis Tejeda Colorado, integrante del Grupo Operativo Estatal de Productores de Café de Veracruz.
También criticó que este apoyo tuvo una “rasurada”, pues se contemplaba la entrega de 8 mil 500 pesos y quedó en $5 mil, lo que lo convierte en “solo un paliativo” para el problema que enfrentan los productores.
“Nosotros no estamos en desacuerdo en el apoyo directo al productor, pero por el retraso, la plantación está en riesgo; según dijeron se han mantenido la cosecha, pero de dar atención la producción bajará y el problema vendrá para el productor no solo por el bajo costo, sino por la baja producción”, comentó Francisco Ferrer.
El representante de Cafetaleros El Barzón, Rómulo Melchor Vallejo, dijo que están preocupados por el rumbo que el actual Gobierno le dio a los apoyos a productores, pues en el pasado eran de inversión productiva y ahora son asistencialistas; y el problema puede llevar al caos y la desaparición del cultivo del café.
“Las variedades que están sembradas actualmente necesitan una alta inversión en fertilizantes, sino se hace en corto plazo estas variedades van a dejar de producir y la cosecha se vendría abajo y otro problema que tenemos es el cambio climático y el riesgo es que la planta se estrese. Las reglas de operación establecen un mecanismo y los productores que van a recibir los 5 mil pesos los tienen que comprobar solamente con los proveedores autorizados de la Secretaría de Agricultura tanto de insumos como de plantas”, enfatizó Rómulo Melchor.
Manuel González, representante legal de cafeticultores de Los Tuxtlas, dijo que los productores están preocupados e inquietos porque aunque no les va a resolver la vida, sí es un apoyo para la compra de fertilizante y resulta un paliativo. “Cuando hay húmedad se necesita el fertilizante y si no lo ponemos eso afectará la producción y así no se puede avanzar”.
Finalmente, José Luis Campos señaló que el problema en los últimos seis años han sido las plagas y los bajos precios que hasta la anterior cosecha fue de 6 pesos por kilo. “La problemática principal han sido los bajos precios que nos afectan, si hubiera un buen precio no estaríamos pidiendo apoyos, porque además no somos limosneros, tenemos un programa de trabajo”.