Con herencia

El taekwondo lo lleva en la sangre, y a sus 14 años, Cristhian Salvador Pacheco es una promesa a seguir de esta arte marcial.