Última chance para Chávez Jr

Agencia Reforma

Julio César Chávez Jr. se subió ayer a lo que pudo haber sido su última ceremonia de pesaje dentro del pugilismo profesional.
El hijo mayor del gran campeón mexicano no tuvo problemas ayer con la báscula y esta noche enfrentará al colombiano Evert Bravo en San Juan de los Lagos, Jalisco, en busca de un triunfo que lo mantenga en la escena pugilística ya que de lo que contrario, colgará los guantes.
La pelea, en peso Supermediano, será en el Salón Diamante y transmitida por TV Azteca.
“Si yo pierdo me retiro, no tengo que perder con estos rivales. Voy a ir paso a paso, voy a trabajar muy duro y con mucha constancia y disciplina, cosa que no hice en mi carrera durante estos años”, dijo Chávez.
El “Junior”, quien no pelea desde el 6 de mayo de 2017 cuando perdió ante el jalisciense Saúl “Canelo” Álvarez en Las Vegas, marcó un peso de 172.2 libras (78.10 kilogramos), mientras que el sudamericano detuvo la romana en las 173 libras (78.47 kg).
Chávez Jr. acumula una marca de 50 triunfos, 32 por nocauts, tres derrotas y un empate, y fue campeón mundial del peso Mediano del Consejo Mundial de Boxeo en 2011, defendiendo su cinturón de manera exitosa en tres ocasiones, hasta que en septiembre de 2012 fue derrotado por el púgil argentino Sergio “Maravilla” Martínez.
El colombiano Bravo se presentará en San Juan de los Lagos con una hoja de servicio de 25-10-1, con 19 triunfos por la vía rápida.