Bendicen a maestros

César Carrillo
El Mundo de Orizaba

El obispo Eduardo Cervantes Merino celebró ayer una misa en la que bendijo el trabajo de los profesores, a quienes les pidió seguir los pasos del “Maestro Jesús” y que guíe sus pasos en el inicio del ciclo escolar y les permita desarrollar, valorar el oficio del docente.
Cervantes Merino indicó que dentro del trabajo de los docentes se debe dar importancia a los procesos de enseñanza aprendizaje, pero también toda la parte humana y espiritual para formar buenas personas.
Señaló que todos los que se encuentran dedicados a la enseñanza tienen una gran responsabilidad en la formación de la sociedad.
Felicitó a los profesores, y recordó que sin la palabra de Dios las palabras se encuentran vacías.
“Sin Dios no formamos proyectos, teorías, cerebros. Sin ti no tocamos el corazón de las personas, ayúdanos a entender y dar una atención de calidad”, afirmó el obispo.
“Iluminanos para valorar, encontrar, entender para quienes nos encontramos en el proceso de formación con personas hechas a imagen y semejanza tuya, a ayudarlas a hacer lo que tienen que hacer”, añadió el obispo Cervantes Merino.
El obispo reflexionó sobre el papel que tiene la docencia en la sociedad, los retos a los que se enfrentan y la responsabilidad que tienen para la formación de mejores seres humanos en el difícil contexto actual.