Todo se le resbala

Agencia Reforma
Adorada por muchos y despreciada por otros desde que se volvió mundialmente famosa, Yalitza Aparicio no se engancha con polémicas y trabaja en sí misma, sin importarle lo que se opine de ella.
Luego de aspirar a ganar el Oscar por su debut actoral en la película Roma, la oaxaqueña polarizó al país con memes, tuits y videos.
“Entiendo el significado de las redes sociales, de estos medios que en un principio solo nos ayudaban a establecer una comunicación. Lo que he hecho (al respecto) es respetarme a mí. Todo empieza con el respeto a uno mismo, respetarme a mí es esencial. Existe esta diversidad que hace única a cada persona, cada quien va a opinar diferente y cada quien sabe cómo asume lo que dice, cada quien permite que le afecte como quiera y nadie puede impedir eso”, señaló la oaxaqueña.
La actriz enfatizó el poder de la información para combatir los hechos basados en ignorancia y prejuicios.
“Cuando veo estos comentarios, no nos informamos de todo. Yo digo que es respetable, pero es muy importante investigar, conocer, asimilar, entender antes de opinar. Y yo he aprendido a respetar. Yo me doy cuenta de mi crecimiento y de mi proceso; si hay personas que no se dan cuenta de eso, lo entiendo y nada más”.
En su camino a la consolidación como figura pública mexicana, seguirá hablando a favor de la equidad de género.
“Existen muchos lugares en el país donde se cree que por ser mujer no eres capaz de ejercer algún puesto, de seguir estudiando, donde creen que solo debes tener hijos y estar en tu casa.
”Yo tuve la dicha de tener papás que no permitieron escuchar o darle importancia a este tipo de comentarios. Yo debía tomar mis decisiones. Es complicado enfrentarlo, pero siempre debes tener la cabeza en alto“, dijo.