Reciben a AMLO ventas y protestas

César Carrillo
El Mundo de Orizaba

Previo a la llegada de Andrés Manuel López Obrador a Zongolica, vendedores de souvenirs políticos se instalaron en los alrededores.
Por 300 pesos un seguidor del presidente de la República podía obtener un chaleco con la insignia de Morena, o de “Servidor de la Nación” como ahora se llaman los funcionarios de gobierno.
Gorras de 100 y 150 pesos, tasas por 50 pesos, y una enorme variedad de artículos como monederos, lapiceros, llaveros, playeras, separadores, hasta llegar al “Pejeluche”.
El ambiente por la llegada del presidentese percibía contradictorio desde antes de su arribo, pues mientras unos celebraban que se estaba convirtiendo en el primer presidente que regresa a la Sierra después de las campañas, por otro lado lo esperaban también por lo menos tres manifestaciones importantes: Mixtla de Altamirano, Tlanecpaquila y un grupo de trabajadores despedidos del programa IMSS-Bienestar.
El presidente llegó a tiempo para dar su mensaje y ofrecer un amplio mensaje al pueblo zongoliqueño.
Debido a la buena logística prevista, nada obstaculizó su llegada al Hospital IMSS Bienestar de Zongolica en donde estuvo acompañado de Cuitláhuac García Jiménez, gobernador del estado, Juan Carlos Mezhua Campos, presidente municipal de Zongolica, así como Roberto Ramos Alor, Secretario de Salud en Veracruz y Zoé Robledo, director general del IMSS.
Instantes previos al discurso, un grupo de Médicos despedidos del IMSS Bienestar trató de burlar la seguridad para manifestarse.
En última instancia la protesta de los Médicos del Sindicato Libre del IMSS fueron contenidas por lo que el mensaje se pudo dar hasta el final.
Al salir de Zongolica, pobladores de Mixtla de Altamirano se apostaron frente a su camioneta, exigiendo respeto al gobierno elegido democraticamente y que fue desmantelado por el gobernador.