Argumenta pruebas son ilícitas

AVC Noticias

El ex gobernador Javier Duarte de Ochoa argumenta que las pruebas presentadas en su contra por la Fiscalía General de la República (FGR) fueron ilícitas, particularmente, los estados de cuenta presentados, mismos que no fueron integrados mediante control judicial.
“Es un amparo contra la resolución definitiva del procedimiento abreviado, decimos en este amparo que fuimos sometidos al procedimiento abreviado con prueba ilícita, por los estados de cuenta que no fueron adjuntados mediante control judicial”, dijo el abogado Ricardo Sánchez Reyes Retana.
Duarte de Ochoa fue detenido en Guatemala y extraditado a México acusado de los delitos de lavado de dinero, peculado, coalición, desvío de recursos y delincuencia organizada. Este último, que era el delito más grave que se le imputó, fue reclasificado por asociación delictuosa.
De hecho, solo se le declaró culpable por lavado de dinero y asociación delictuosa y el 26 de septiembre de 2018 se le dictó una sentencia de nueve años de prisión, multa de 58 mil pesos, y el aseguramiento de 41 bienes inmuebles.
Sin embargo, en febrero pasado el propio Duarte aseguró en entrevista con Radio Fórmula que la Procuraduría General de la República, hoy FGR, lo obligó a aceptar su sentencia de nueve años de prisión.
“Tenía una pistola en la cabeza, de que si no aceptaba me ponían una condena de 25 años de prisión, la PGR directamente. O aceptas el juicio abreviado y te vas con esta (condena) o te ponemos delincuencia organizada y te hacemos toda una campaña para poderte condenar y te quedes el resto de tu vida en la cárcel”, dijo.