Un reto ingresar a la universidad

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Ingresar a estudiar una carrera universitaria en una institución pública cada vez es más difícil; la demanda crece y las escuelas no tienen cupo para atender esa necesidad de los jóvenes egresados del bachillerato.
Ocho de cada diez jóvenes mexicanos son rechazados de las universidades públicas del país. El 42 por ciento de los jóvenes no se inscriben a una carrera universitaria, porque no pueden pagarla.
Los presupuestos que reciben las universidades no son suficientes para poder ampliar el número de espacios para recibir a más alumnos, esto implica no solo un crecimiento en infraestructura, sino también en mantenimiento y crecimiento de la plantilla docente y administrativa.
Tan solo entre la Universidad Veracruzana y el Instituto Tecnológico de Orizaba, se rechazaron a 4 mil 614 aspirantes a cursar una carrera universitaria que ahora deberán buscar otras opciones o bien quedarse sin estudiar.
Los alumnos rechazados de las universidades públicas, deberán buscar alternativas de estudio para poder ingresar a otras escuelas, sobretodo particulares, sin embargo esto implica un gasto para lo cual, muchas veces sus familias no están preparadas. Pues las mensualidades en una universidad particular varía entre 2 mil y 3 mil 600 mensuales, sin contar la inscripción, el gasto en pasajes y materiales y útiles.
Otros, optan por no estudiar ninguna licenciatura ese año, y mientras tanto, inscribirse a cursos de inglés o trabajar.
Otros mas, cambian de carrera y buscan en opción en otras universidades públicas que recientemente se asentaron en la zona, como es la Universidad Politécnica de Huatusco, el Instituto Tecnológico de Orizaba o la Universidad Popular Autónoma de Veracruz.
La Secretaría de Educación federal oferta también algunos cursos o carreras en línea, que seguramente serán tomadas como una opción para estos jóvenes.
Incluso las propias universidades públicas, ofrecen también opciones a estos jóvenes que no lograron el pase de inscripción, como es esperar las listas de corrimiento, semestre cero o estudiar algún idioma.

Rechazo
En el pasado proceso de examen de ingreso a la Universidad Veracruzana, esta casa de estudios rechazó al 68.8 por ciento de los aspirantes.
A nivel estado presentaron examen de admisión 45 mil 424 aspirantes y solo lograron un lugar 14 mil 416, hubo más de 31 mil rechazados en la entidad.
En la zona Córdoba-Orizaba, las cifras de rechazo a aspirantes son similares. Presentaron examen de admisión 6 mil 904 aspirantes y solo se quedaron 2 mil 344, es decir, se rechazó a 4 mil 60 que representa un 66 por ciento.
En el Instituto Tecnológico de Orizaba, el rechazo de sus aspirantes es del 30 por ciento; En el pasado proceso, fueron mil 794 los aspirantes y se quedaron mil 240, se rechazaron a 554 alumnos, es decir, el 30 por ciento.
En tan solo estas dos instituciones públicas de educación superior hubo un total de 4 mil 614 jóvenes rechazados.

En UV, otra
oportunidad
El vicerrector de la Universidad Veracruzana, José Eduardo Martínez Canales indicó que para los jóvenes que no lograron obtener el derecho de inscripción de ingreso a la institución en esta primera fase de la convocatoria, deberán esperar a que pase el proceso de inscripción.
Después de este proceso, se sacan cuentas de los lugares que quedaron desocupados por aquellos estudiantes que sí lograron el derecho de inscripción. En esta segunda fase de la convocatoria que se llama: lugares disponibles o popularmente conocida como “lista de corrimiento”, será publicada el 14 de agosto y se abre el registro para que todos los aspirantes que tienen un folio porque presentaron el examen de admisión, van a poder solicitar uno de los lugares que hayan quedado disponibles en el mismo programa para el que hayan aplicado al momento de realizar su examen.
El registro para esta fase, indicó, estarán abiertos el 14 y 15 de agosto y los resultados se publicarán el 19 de agosto para poderse inscribir, a quienes hayan obtenido uno de esos lugares, el 26 y 27 de agosto; la plataforma les va a indicando todos los requisitos y fechas.
Es importante que los aspirantes tengan en cuenta que en esta segunda fase no deben de pagar nada ni hay intermediarios, simplemente ingresan a la plataforma de la UV y con el mismo folio y contraseña que utilizaron para la primera fase, podrán tener acceso a las siguientes fases.
Hay una tercera fase de esta convocatoria que se llama lugares vacantes, lo que se conoce como invitación, que es cuando después de la lista de corrimiento, si quedan lugares vacantes se abren para que los aspirantes que no tuvieron un lugar, puedan solicitarlo y ahí ya se permite, no únicamente, solicitar lugares vacantes del ramal que aplicaron, sino se pueden solicitar vacantes en algún otro programa.

Otras opciones
A parte de esto, la Universidad Veracruzana tiene otras opciones como son los centros de idiomas de Córdoba y Orizaba en donde abren sus puertas al público en general a partir de los 16 años.
En estos centros de idiomas, hay formación para habilitarse en un segundo idioma o lengua que va desde inglés, francés, portugués, italiano, chino-madarín; cada curso dura un semestre.
También hay opciones de educación continua, ya que los aspirantes no solo son jóvenes que acaban de egresar de sus estudios de preparatoria o bachillerato, cada vez mas son gente de una variedad de edades que aspiran ingresar a la Universidad Veracruzana.
En Educación Continua, dicen, tienen una variedad de cursos y diplomados que en agosto inician las inscripciones para las nuevas opciones. Entre los últimos cursos que se han ofertado son redacción de textos científicos, farmaceútico, hongos, por citar algunos. Para éstos, no se necesita ser estudiante de alguno de los programas educativos de la UV sino solo tener interés por un área y cumplir los requisitos.
Para quienes están en Córdoba, la Universidad Veracruzana oferta los talleres libres de arte, los cuales se ofertan en áreas de música, teatro, danza y artes visuales. Las inscripciones para el público en general se hacen en el Ayuntamiento de Córdoba y cuando se trata de estudiantes, las hacen en la propia universidad.

En ITO, regularización
De acuerdo al área de comunicación del Instituto Tecnológico de Orizaba, para los alumnos que no logren ingresar en este periodo escolar, oferta la opción de curso de regularización en donde los futuros alumnos se inscriben con la finalidad de prepararse en algunas materias que no cuente con los conocimientos necesarios y puedan volver a realizar su examen de ingreso. También tienen como opción, esperar la lista de corrimiento.