‘Sin agua la mitad del año’

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

De acuerdo a los registros, los ciudadanos tienen acceso al agua el 50 por ciento de los días del año, consecuencia de la falta de bosques que generen agua, señaló Ricardo Rodríguez Demeneghi coordinador de la programa “Salvemos el Pico de Orizaba”.
“El Pico de Orizaba al igual que todas las altas montañas nevadas está sufriendo directamente el cambio climático, se manifiesta con la pérdida de glaciares, perdemos el glaciar y un glaciar sería una gran montaña de agua congelada”, apuntó.
Rodríguez Demeneghi señaló que para que una zona sea considerada glaciar, la nieve debe tener un espesor mínimo de 40 metros, por lo que el tener nieve significa tener un gran concentrado de agua y con la ausencia de nieve no se tiene agua.
Dijo que el problema con el derretimiento de los glaciares es que se está perdiendo la capacidad de agua dulce que se va a los mares, mientras que el Pico de Orizaba el principal factor es la deforestación tan grande que tiene.
“En cada administración Federal se cambian los números y se vuelve a medir de forma diferente la realidad, de 1960 al 2000 se perdió el 57 por ciento de la cobertura forestal, en el 2000 las autoridades ambientales dijeron que era muy alarmante y pusieron de nuevo la tabla en cero y pusieron el 43 por ciento como 100 ahora nos queda el 17 por ciento”, señaló.
En este sentido dijo que se tiene el 17 por ciento de la cobertura forestal de la lectura hecha en el año 2000, lo que significa que no se tiene bosque cuando esto es la fábrica de agua, por ello la importancia de trabajar a favor del Pico de Orizaba
Destacó que los problemas más fuertes que se avecinan es por la falta de agua, lo que ya se está viviendo en la región de las Altas Montañas donde se están llevando a cabo tandeos porque no hay agua, son 187 días sin agua, y es por falta de bosque.
Recordó que el programa “Salvemos al Pico de Orizaba”, había estado trabajando muy bien, sin embargo desde la administración de Javier Duarte hasta la fecha no se han dado recursos para trabajar en la reforestación.
Agregó que a la fecha se perdieron cuatro y medio glaciares y solo queda el Jamapa que aunque es el más grande ya se encuentra al 40 por ciento de capacidad.