Policías resultan quemados al explotar toma

De la Redacción

Palmar de Bravo.- Seis personas con quemaduras así como daños en cultivos, fue el saldo que dejó el incendio de una toma clandestina de gas LP, en la localidad de Cuesta Blanca. El accidente derivaría de un “chispazo” generado de un vehículo de las corporaciones de emergencia.
De acuerdo a un comunicado que emitió el gobierno del Estado, fueron cuatro Policías Municipales, el director y un elemento más de Protección Civil Municipal, quienes resultaron heridos por las quemaduras del incendio.
Ayer por la mañana, aproximadamente a las 7:30 horas se registró una explosión en una abertura ilegal en los ductos de gas, que derivó en el incendio de la misma y que dejó a varias personas con lesiones a consecuencia del fuego.
El hecho se registró sobre el camino viejo a Cuesta Blanca, a la altura de la zona de cultivos de la población ya mencionada.

La Tragedia
El pasado viernes en el transcurso del día, se presentó una fuga de dicho combustible en la misma toma, lo que causó la movilización de diferentes corporaciones al lugar de los hechos.
Asimismo, se informó que el tamaño de la perforación corresponde a unas 24 pulgadas, es decir, unos 60.96 centímetros, lo que causó la fuga del combustible.
En la tarde de viernes, el personal que estuvo interviniendo, indicó que el incidente había quedado bajo control, por lo que no trascendió a mayores términos durante la noche.
Sin embargo, tras haber señalado que todo se encontraba bajo control, vino lo inesperado. Una nube de gas que se dispersó entre los cultivos y llegó hasta el sitio donde se encontraban unos vehículos de las corporaciones de apoyo.
Fue cuando a una de esas unidades estacionadas, se le dio marcha y aparentemente fue una chispa la que causó la explosión.
La Coordinación General de Protección Civil Estatal, dio a conocer el saldo de los lesionados, los cuales en total fueron seis, entre ellos cuatro policías municipales, el director de Seguridad Pública y un elemento de Protección Civil Municipal.
Tres de ellos se reportaban estables, pero por la tarde trascendió que otros tres tuvieron que ser llevados a la cuidad de Puebla, debido a las quemaduras con las que resultaron.
En el lugar de los hechos se mencionó que ya se habían hecho algunas acciones, como es el caso del cierre de las válvulas que regulan el paso del combustible y mientras salía el poco que quedaba en los conductos, se esperaría la llegada de los bomberos para que ellos hicieran su trabajo de sofocación.
Cabe señalar que hasta el cierre de la edición, no se confirmó si el incendio en la toma se sofocó en su totalidad o si sigue “viva” la llamarada en la perforación.