Juegan y leen en vacaciones

De la Redacción

Tepeaca.- Los reyes del hogar disfrutan de sus días de descanso, y además, aprenden en los cursos de verano “Mis vacaciones en la Biblioteca”, en los que se fomenta el hábito por la lectura.
Edith Calixto Fortis, titular de la Biblioteca Pública, compartió que iniciaron con 60 niños inscritos, pero en los primeros días acudieron un poco más, algunos ya habían asistido en años anteriores y otros iban acompañando al “primito” o al “amiguito”, por lo que decidieron incrementar el número de alumnos, en el segundo turno.
En esta semana de arranque, a los pequeños de 6 a 12 años, se les impartió el curso denominado “Una Mirada hacia adentro”, donde a través de la lectura de diversos cuentos, se aborda el tema de las emociones.
Los menores acuden muy contentos, pues dibujan, leen y participan interactuando en grupos a través de preguntas de comprensión, crucigramas y sopa de letras.
Calixto Fortis, comentó que cada año se van sumando más pequeños a este proyecto de “Mis vacaciones en la Biblioteca”, pues se les recibe con educación y siempre procuran respetar sus ideas y gustos de cada uno de los niños.
“Impartir el curso y estar pendiente de los pequeños no es una labor difícil, pues ellos por naturaleza son cariñosos y desde el inicio se les enseña que hay reglas”, asimismo dijo que todo ello es a base de juegos y actividades para acercarlos a la lectura y encuentren en este curso diversión y aprendizaje.
Pero esa labor es posible por el buen equipo que se hace con jóvenes que hacen su servicio social, pues ellos brindan el cuidado de los pequeños.
A decir de las madres de familia, algunos de estos niños han acudido desde que tenían tres años, pues anteriormente a esa edad los podían inscribir en el primer turno, por lo que mencionaron, que cada año son los mismo los que ya están pendientes del inicio de estos cursos y acuden muy felices.
De igual manera compartieron que sus hijos les platican que les gusta más asistir a la biblioteca que a la escuela, y al salir del curso salen más felices platicando cada una de las actividades que realizaron.