Barbacoa de hoyo, sabor y tradición de Alseseca

Enrique Norato
El Mundo de Tecamachalco

Tecamachalco.- Con orgullo, tecamachalquenses exponen una gran variedad de barbacoa para los visitantes y oriundos de la ciudad, siendo uno de los platos más representativos del municipio.
Se cree que sus orígenes van desde la época prehispánica, cuando en un hoyo de tierra se colocaban aves, venados y pescados para su cocción. Al agregar ovino, bovino y porcino, integró nuevos ingredientes a este método.
En Tecamachalco, no fue hasta en la década de los cincuentas, cuando Simón López Valencia acompañado de su esposa, comenzaron a preparar el rico plato para eventos y fiestas, ya que cuando eran jóvenes habían aprendido cuando trabajaban en haciendas.
Entre 1985 y 1990, fue cuando la siguiente generación decidió establecerse a un lado de la carretera federal Puebla-Tehuacán, donde tuvo aceptación de la gente, y familiares pusieron varios puestos a lo largo del tramo carretero de Santiago Alseseca, hasta lo que es el día de hoy.
“Se volvió tradicional porque ya todos somos familia, todos los que estamos en la carretera, desde las carnitas somos primos, tíos, suegras… los que ejercemos la chamba de la barbacoa, tratamos de hacer un mejor guisado y que venga a comer la gente”, comentó Felipe López Maldonado, nieto de don Simón.
Además de vender la carne, también preparan platos como mole de panza, consomé y sangre del mismo animal; y sus aderezos como la salsa realizada en molcajete y tortillas recién elaboradas en un comal, le dan el toque tradicional a cada platillo.
El gusto de esta carne es tan buena y aceptada, que han acudido personas de otros países como Estados Unidos, Austria y Japón; asimismo personas han enviado a varias partes del mundo para sus familiares.

Afecta la inseguridad
Vendedores destacaron que en esta temporada, las ventas se han bajado hasta un 50 por ciento; la causa principal es la delincuencia que azota en la zona.
“Está fuerte la inseguridad, antes se nos bajaba un 20 o 30, y ahora es el 50 por ciento. Estamos trabajando duro para mantener el negocio. En los eventos ya no es como antes, prefieren gastar menos ya no hacen gasto grande”, comentó el encargado de un establecimiento, Simón López Maldonado.