La preparatoria municipal

Los vecinos de Orizaba nos informan que en la ciudad hay 22 escuelas secundarias y sólo 3 preparatorias públicas. Compañeros periodistas nos dicen que es verdad y que esto ha ocasionado desde hace años “cuello de botella” que deja en la calle a jóvenes en edad de estudiar. Si esto sucede, entonces ¿por qué las autoridades municipales no han actuado al respecto?
La educación media superior, conocida como preparatoria, es una etapa de formación de la juventud, que suele dar madurez a quien cursa sus estudios. Orizaba se jacta en muchos espacios, de ser una ciudad culta y educada, pero con una situación así, que no se ha atendido por años, empezamos a dudar de ello.
La atención a los jóvenes debe ser de primordial interés para las autoridades municipales. El Cabildo tiene que resolver esta situación a la mayor brevedad, disponiendo los recursos para la adquisición de una casona, habilitarla y con ello apoyar la frágil economía de los padres de familia, que en general no ganan más de 6 mil pesos al mes, y que al no tener cupo en cualquiera de las 3 preparatorias públicas en el municipio, tienen que pagar colegiaturas en escuelas particulares.
Si los gobiernos están para apoyar a los ciudadanos, entonces el gobierno local, tiene que actuar con responsabilidad y resolver la cuestión de tener una preparatoria municipal, pública, gratuita y de excelencia académica. Esos son los requerimientos que necesita Orizaba y no obras suntuarias. Hay que atender las demandas y apoyar con ello la economía familiar de los vecinos.
La preparatoria municipal, con sus 6 semestres de estudio, puede ser detonante de desarrollo personal, que elevaría la calidad de vida en el municipio. Si queremos alejar a la juventud de vicios y violencia, entonces el Gobierno de Orizaba, está obligado a presupuestar unos 5 millones de pesos para iniciar de inmediato esta institución, que hace falta en la ciudad. Los estudios de preparatoria, son antecedente para ingresar a la universidad. Materias diversas son formadoras de carácter y madurez en los jóvenes, si se atienden a tiempo. No hacer la escuela preparatoria está generando inconformidad entre los habitantes, entre padres de familia que se ven obligados a pagar colegiaturas en escuelas privadas, muchas veces de dudosa calidad.
No basta sólo invertir 70 millones en seguridad municipal (según la versión oficial), en cámaras de vigilancia, policías, armas, patrullas, burocracia en el C5, no basta sólo ello. El asunto de la inseguridad hay que atenderlo de diversos ángulos, uno de ellos es la educación preparatoria que implica la admisión de jóvenes entre 16 y 19 años, la edad de las “tentaciones”.
Otro ángulo de atención es el empleo “formal” no eventual, no de temporada. No al empleo sin prestaciones de ley, con salarios de 700 pesos a la semana y con jornadas laborales hasta de 10 horas. Lo hemos denunciado varias veces, esto que sucede en Orizaba es una ¡explotación brutal!, propia del esclavismo. En tanto sucede, los integrantes del cabildo ganan sueldos entre 43 y 50 mil pesos al mes, libres de impuestos… ¡Que maravilloso mundo del cabildo municipal!
No hay pretexto que justifique el no hacer la necesaria preparatoria municipal de Orizaba (pública, gratuita y de excelencia académica). Hay dinero en las arcas municipales, estamos a 7 meses del segundo año de gobierno y, en tesorería debe haber unos 300 millones de pesos por ejercer. Dinero hay, ahora hay que usarlo en resolver problemas de los ciudadanos. Hay que apoyar la economía de los padres de familia. Ahí es donde el gobierno de la ciudad tiene que apoyarlos. En lugar de estar pensando construir el estadio de futbol (que no es prioritario habiendo otras necesidades urbanas), mejor invertir en educación para hacer de los jóvenes hombres con futuro y dignidad.
Es tiempo que la ciudadanía reflexione y evalúe el quehacer municipal. ¿Están actuando con congruencia las autoridades?, ¿están atendiendo las necesidades prioritarias de la ciudad?, ¿les interesa resolver el asunto de la preparatoria municipal?, ¿cuáles los inconvenientes para no resolver esta problemática educativa que se trae de tiempo?, ¿los regidores conocen estas problemáticas que afectan familias? La ciudad está bonita (por fuera), ni quién diga lo contrario, pero en su interior hay problemáticas que no se resuelven, una de ellas es la necesidad de tener una preparatoria municipal.
Los ingresos de los vecinos son bajos, la gente gana el salario mínimo, no hay empleo formal, hay desempleados al por mayor, 7 de cada 10 ciudadanos no tiene casa propia, pagan rentas altas y se alimentan mal. Orizaba tiene migración por desempleo. Esos son los asuntos que debe atender la autoridad municipal. Si la gente vive mal, apretujada en dos cuartos y un baño, come mal, entonces su desarrollo personal es mínimo, sus capacidades se limitan respecto al que hace tres comidas al día, incluyendo carne, pescado, leche y frutas.
La población de Orizaba sufre marginación urbana. Barrios y colonias sucumben en necesidades. Es necesario que la autoridad actúe en favor de la gente o… ¡Mejor renuncie! No deben temer renunciar. Es más digno decir: “ya no podemos con el paquete de gobernar, mejor se nombre un concejo ciudadano”. Eso es más digno a mantener la población sin resolver necesidades.
La preparatoria municipal es una necesidad. Cientos de jóvenes no podrán cumplir con su ciclo escolar, por carecer de un espacio educativo. La autoridad no debe olvidar que en el 2021 vienen elecciones y ahí, los ciudadanos premiarán o castigarán con su voto las acciones hechas en beneficio del pueblo. Esa será la evaluación final del gobierno municipal…
En otros temas… Vecinos del barrio de Santa Gertrudis, nos piden que volvamos a recordar el asunto de la deuda municipal de Orizaba, que es de 50 millones de pesos y se pagan intereses mensuales de un millón. Nos dicen que la autoridad debe pagar pronto, para acabar con la sangría de recursos tirados al agua. En reunión de cabildo, se debe abordar este tema que preocupa a la ciudad…
La “Traición de Urzúa” se consumó. El neoliberal camuflajeado en el gobierno de México, se descubrió tal lo que es. AMLO le dio su confianza y él lo traicionó. Tuvieron diferencias con el Plan Nacional de Desarrollo (2019 -2024), y el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF-2019), hasta ahora lo manifiesta después de más de 7 meses en el gobierno de la República. Poco a poco se va depurando el gobierno nacional, seguramente este señor, irá al sector privado, buscando ganancias y utilidades. ¡Lo social no le importó!…
Donde no se quieren bajar sueldos y privilegios es en el Poder Judicial de la Federación (PJF). Desde la Suprema Corte, magistrados, jueces y ministerios públicos. Privilegiados de toda la vida, no se han bajado ni un centavo en sus sueldos mensuales. Los legisladores federales tendrán que presentar, en próxima asamblea legislativa, una “reforma a la ley del Poder Judicial Federal”, para ajustar sueldos, prestaciones y privilegios. Tienen facultades para ello. Es la única forma legal de hacerlos entrar en razón en la incipiente democracia mexicana… La “División de Poderes” debe hacer acto de presencia…
Es mi opinión, atentos lectores de Diario El Mundo, ¿cuál la suya?

*Politólogo (UNAM, BUAP). Catedrático. Investigador Universitario.
[email protected]

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz