Histórico

A Manera de
Comentario

Histórico

Tomás Setién Fernández

La sección deportiva de Diario El Mundo por donde han pasado grandes periodistas, hace historia de los medios de comunicación veracruzanos, al mandar por delante a su equipo capitaneado por Toño Marín, y al orgullo de Atoyac, el joven Gerardo Rivera, nada menos que a la nueva edición de los Juegos Panamericanos, a verificarse en la tierra de prodigios de Perú, de guerreros inmortales (Atahualpa), de santos venerados (Santa Rosa de Lima y Martín de Porres) y de grandes y notables futbolistas (todos aquellos que conformaron aquella selección de balompié histórica que hizo vibrar al propio mundo en el México 70).
Debiéndose decirse que Toño, todavía con el ímpetu de la juventud por delante, ya ha cubierto grandes eventos deportivos para nuestro querido Diario, como lo fue aquel Mundial Juvenil Sub 17 del 2011, en donde los nuestros forjaron una corona universal.
Siguiendo Marín la gran tradición de las notas entre de oro y plata, forjadas por otros periodistas y editores, recordando que Manuel Guzmán Galindo, uno de los directores más queridos de nuestro Diario, fue el primero en abrir senderos para eventos de lujo deportivos, cuando cubrió en el Distrito Federal parte de los Juegos Olímpicos del 1968, cuando todavía en las calles de la metrópoli rodaban las ruedas de acero de los tanques de guerra.
Y que decir de la espléndida suerte que tuvo uno al cubrir ese quinto partido en una Copa del Mundo cuando México derrotando a Bulgaria, enterró el sable en la dura roca, de la cual ya nadie que huela a nuestra nación ha logrado sacarla.
Todavía guardando remordimientos el que esto escribe, y mi compadre Toño Delgado, al no haber aprovechado aquella invitación que con el corazón por delante nos hizo el inolvidable realizador de El Mundo de Córdoba, el Doctor Othón Arróniz Báez, cuando nos giró una invitación para asistir a los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980, a la cual tal vez por desidia, o por tener los nervios como cuerdas de violín, nunca llevamos al cabo, pero desde ese momento quedaban las puertas abiertas a los viajes al extranjero para los periodistas de El Mundo, gracias a la diligencia y visión de tan inolvidable personaje.
Ahora con el empuje y talento de Marín, llevando como brazo derecho a Rivera, nuestro Diario sigue haciendo historia, y colocando una gran espada en el centro de la roca más poderosa del orbe.
Quedando los recuerdos a la vez de las dos Copas del Mundo celebradas en México, el primer Mundial femenil sin FIFA al lado, el inicial Mundial Juvenil bendecido por Joao Havelange, los Juegos Olímpicos del 68, todo eso a nivel internacional, con todos los gloriosos etcs que desee usted colocarle a la Sección Deportiva de nuestro Diario.
Sosteniendo el esfuerzo de los reportajes al propio deporte mexicano, que parece estar quebrado en mil pedazos tras un último SOS expedido por el mismo.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz