Desborda a INM flujo de migrantes 

Agencia Reforma

CdMx.- El Gobierno federal reconoció ayer que el País enfrenta una situación compleja en la frontera sur, debido a un flujo inédito de migrantes centroamericanos y de otros continentes.

En los últimos meses se registró un incremento de migración, principalmente de Honduras y Cuba, así como de ciudadanos de Asia y África, informó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

“Desde diciembre del año pasado se ha presentado un comportamiento inédito en el flujo migratorio centroamericano, especialmente el originado en Honduras.

“Al mismo tiempo, hemos visto un notable incremento del número de nacionales de Cuba, que pasan por Nicaragua y posteriormente entran a nuestro País”, explicó la funcionaria.

Las autoridades mexicanas demandaron que los migrantes respeten las leyes y a las autoridades mexicanas, además de que acepten un registro para decidir su calidad migratoria en el País.

Consultados sobre las presiones que enfrentan del Gobierno de los Estados Unidos para contener a los migrantes, el Canciller Marcelo Ebrard dijo que no cambiarán la política migratoria, pese a la visión que se tenga en aquel país.

“La política mexicana de migración es distinta a la de Estados Unidos, no se parecen. En ningún momento nos hemos planteado modificar nuestra política”, sostuvo Ebrard.

El pasado lunes, agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), con apoyo de la Policía Federal, detuvieron a 371 migrantes que caminaban entre Mapastepec y Pijijiapan, al sur de Chiapas, pese a que en meses anteriores habían permitido el paso de centroamericanos.

Para organizaciones defensoras de migrantes, el INM y el Gobierno en general parecen estar rebasadas por el problema.

“Un día son visas humanitarias, luego detenciones, luego revisiones migratorias, luego detenciones y deportaciones. Entonces la gente no tiene información clara, la política de día a día no es clara”, reprochó Gretchen Kuhner, directora del Instituto para las Mujeres en la Migración.

Esmeralda Siu, de la Coalición Pro Defensa del Migrante de Tijuana, coincidió en que no hay claridad sobre la política migratoria relacionada con este flujo inédito.

“Lo que no se ve es una claridad en la política migratoria, esto lo que está justo propiciando es ausencia de claridad y de información; creemos que todos estamos desfasados con estos flujos”, consideró Siu.