La criminalística en tiempos de violencia

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

En el nuevo sistema judicial la prueba pericial es protagonista, pero muchos casos se caen por el mal trabajo de peritos y de los que integran mal las carpetas, afirmó el doctor en Ciencias Forenses Sergio Quitana Varela, quien en la presentación de su libro “Manual de criminalística y las ciencias forenses, preservación y procesamiento”, destacó el papel de la investigación de campo en estos tiempos de violencia.
Originario de la ciudad de Misantla, Sergio Quitana Varela cursó la licenciatura de Derecho en la Universidad Veracruzana y luego en la Universidad de Quetzalcóatl, además de tener estudios de maestría en Ciencias Forenses, actualmente es litigante y perito desde hace 40 años.
Su primera obra fue “Alfa y Omega de la grafoscopia”, pero su más reciente trabajo tiene como objetivo reforzar los conocimientos teórico y práctico para quienes estudian y ejercen la ciencia de la criminalística y la criminología ante el aumento de delitos que aquejan en la sociedad.
“Las escuelas que están dando academia no son suficientemente fuertes, porque los instructores no tienen la capacidad suficiente, falta teoría pero también falta práctica”, externó.
Recalcó que una técnica de la criminalística mal practicada es una pérdida de tiempo cuando se tiene un nuevo sistema judicial, y esto perjudica tanto a quien la ejerce como para el mismo proceso de investigación, ya que se pueden perder los datos de prueba de la escena del crimen.
Refirió que las deficiencias de la práctica y la investigación puede impactar en la forma de tipificar algún delito de alto impacto y tener por consecuencia un sesgo estadístico para medir los índices delictivos.