Va “Chapo” a cadena perpetua; dice que apelará sentencia

Redacción

El narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzman Loera fue sentenciado este miércoles a cadena perpetua más 30 años adicionales por violencia con armas de fuego y 20 años más por lavado de dinero, con lo que termina así una de las carreras criminales más relevantes en la historia moderna.

La cadena perpetua fue dictada, por el juez Brian Cogan, del Tribunal Federal de Brooklyn en Nueva York, por los delitos de tráfico de cocaína, heroína y marihuana.

Durante la sesión en que se impuso el fallo judicial, Guzmán tuvo la oportunidad de hablar y critico su reclusión en EU, procesos que califico como “una tortura psicológica, emocional y mental durante 24 horas”.

Ademas añadió que el juicio en su contra fue injusto, debido a que e juez Cogan no investigó a fondo las denuncias de mala conducta del Jurado.

“El Chapo” dijo que su imagen había sido “manchada”, de acuerdo con un informe presentado por la defensa de Guzmán y miembros del jurado habrían visto indebidamente la cobertura de los medios sobre el juicio que fue altamente publicitado.

Para terminar Guzman dijo “dado que el gobierno de Estados Unidos me va a enviar a una prisión en la que mi nombre no volverá a ser escuchado nunca más, aprovecho esta oportunidad para decir que aquí no hubo justicia”, así lo informó el diario The New York Times.

Por su parte, el abogado de la defensa de Joaquín Guzman, Jeffrey Lichtman, aseguró que el juicio fue injusto y presentara una apelación.

En una conferencia de prensa Lichtman dijo: “Este caso era una inquisición, un espectáculo, (…)no importó lo que hablaron con el jurado”.

Añadió “Todo lo que pedimos fue un juicio justo, no estoy aquí para decir que Joaquín Guzmán fue un santo pero merece un juicio justo (…) Estamos confiados en la apelación, hay asuntos importantes, asuntos de extracción”.

Aseguró que al menos cinco miembros del jurado habrían violado la ley durante el juicio de Guzmán Loera y muchos de los testigos alcanzaron acuerdos con las autoridades.

“Esos asesinos que escucharon testificar ahora ya están en la calle, otros llevan años en la calle y otros próximamente saldrán”, dijo.

Con esto se pone fin a un proceso que duró dos años y medio desde que El Chapo fue extraditado el 19 de enero del 2017, unas horas antes de que Donald Trump asumiera la presidencia de Estados Unidos.