‘Es México, deshonesto’

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

México se ubica en el penúltimo lugar de los países más honestos del mundo, es decir, es un país deshonesto.
Un estudio entre 40 países del mundo, revela que solo el 18 por ciento de los mexicanos están dispuestos a regresar a su dueño una cartera con dinero si se la encuentra.
El reporte “Honestidad cívica en el mundo”, reveló que hay más probabilidad que las personas regresen carteras que contengan dinero en Dinamarca, donde en el 79 por ciento de los 17 mil casos presentados, los ciudadanos harían la devolución. En México, sólo el 18 por ciento estaría dispuesto a hacerlo.
Al respecto, el psicólogo y terapeuta, José Luis Mayet explicó que la honestidad tiene que ver con introyectos socio-culturales de cada país, estos son infundidos por la familia desde que el ser humano va creciendo.
Explicó que la deshonestidad empieza con la mentira; la familia, los padres, el gobierno, las instituciones, van enseñando a la persona a ser mentirosa.
Por ejemplo, en otros países, cuando un político llega a la Presidencia, cumple sus promesas. En México, llevamos años con diversos representantes políticos que se dedican a prometer y al llegar a su cargo, ya no cumplen. Eso enseña al pueblo a ser mentiroso, pero también a que la mentira es tolerable.
Otro ejemplo, se da en casa, con algo tan simple como cuando habla una persona o institución para hacer un cobro, los padres le dicen a los hijos que digan que no están. Eso los enseña a mentir.
“Al crecer la mentira, va creciendo la deshonestidad y esto se va dando en el aspecto familiar, en la relaciones afectivas, en el aspecto laboral, en el gobierno, etc”, dijo.
La deshonestidad se da en áreas profesionales, por eso hay tantas negligencias. Y esto es, porque el ser humano busca un beneficio personal a costa de otras personas.
“Nuestro nivel de vida socio-económicos. México es un país muy rico en recursos, pero muy pobre en mentalidad porque el mexicano tiene la idea de que para llegar a arriba tiene que pisar al que está enfrente de él. Si algo le estorba, lo quita”, apuntó.
La deshonestidad, dice, desencadena otros problemas como robo, agresión, etc. El experto señaló que en México se lleva años viviendo bajo una cultura de mentir, robar y ser deshonesto.
Indicó que se miente para obtener un beneficio personal, para obtener algo, para disimular las carencias que se tienen.
“Como sociedad somos deshonestos, pero la deshonestidad no dura para siempre. Llega el momento en que se descubre la deshonestidad y encontramos amigos que traicionan, parejas que son infieles, trabajadores que roban; porque la deshonestidad se vive desde la mentira”, puntualizó.