El Programa de Desarrollo Urbano del municipio de Tehuacán: Limitado y obsoleto

Juan José Hernández López*

Empecemos por definir que un Programa de Desarrollo Urbano es un instrumento que orienta el desarrollo y ordenamiento urbano de la ciudad, el cual define las políticas a seguir bajo estrategias y acciones sustentables, en función del equilibrio inducido entre los recursos naturales, las actividades productivas, las condiciones ambientales y los asentamientos humanos, considerando los factores de cambio climático y la gestión integral del riesgo, “en teoría”
El artículo 115 constitucional, establece que los municipios están facultados para formular, aprobar y administrar los planes de desarrollo urbano municipal, les otorga además la creación de reservas territoriales y permisos de construcción. Lo anterior también queda fundamentado en la Constitución Política del estado Libre y Soberano de Puebla y la Ley Orgánica Municipal de esta entidad.
El artículo 11 fracción II de la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano también señala que los municipios deben regular, controlar y vigilar las Reservas, Usos del Suelo y Destinos de áreas y predios, así como las zonas de alto riesgo en los Centros de Población que se encuentren dentro del municipio;
Entonces; para definir el orden y crecimiento urbano se deben identificar en todo momento los riesgos y peligros del municipio con los factores de cambio climático para evitar tragedias, en este sentido el Ayuntamiento al expedir un permiso de construcción y licencia de uso de suelo debería considerar información actualizada y entretejerla para justificar técnicamente de manera correcta, sin embargo, siguen considerando información desactualizada lo que genera descontento social e inestabilidad natural. Veamos, en 1984 se realizó el primer programa de desarrollo urbano de la ciudad, posteriormente se actualizó en 1996, 2011 y 2014, sin embargo, en este inter los registros se van desactualizando, para 2012 se realizó el Atlas de Riesgo del municipio el cual fue un complemento importante para definir el ordenamiento de la ciudad, sin embargo, en todos los casos existió un defase de información y registros, lo que definió un diseño limitado en las estrategias. Pregunta, ¿los permisos de construcción y de uso de suelo son válidos? Si consideramos que existe este tipo de ordenamientos se podría decir que sí, sin embargo, técnicamente no tienen el sustento suficiente por las limitaciones del contenido y la nula jerarquización de riesgos en campo, lo que genera en algunos casos un crecimiento con deficiencias y/o valoraciones erróneas.
Por ejemplo, se han identificado riesgos por inundaciones en el municipio en 33 colonias, tomando en cuenta que las inundaciones son provocadas por fenómenos de origen hidrometeorológicos, las cuales dependen de la intensidad de las lluvias y de su distribución, así como de las características del suelo y del drenaje natural o artificial de éstas. En este sentido, se puede observar que en estas colonias prevalecen estos riegos y la infraestructura requiere mayor demanda y mantenimiento, por lo que incrementa la vulnerabilidad de las personas. Es importante para esto que las autoridades revisen el diseño de los contenidos técnicos, redefinan las estrategias y acciones, revaloren los riesgos, incluyan a la ciudadanía y definan correctamente el diseño urbano y los instrumentos de planeación, para que realmente los permisos se apeguen a la realidad.

*Presidente del IGAVIM Observatorio Ciudadano
www.igavim.org

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz