Temen perder sus predios en Necoxtla

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Ciudad Mendoza.- Habitantes de Necoxtla se oponen a que un particular que desde hace 40 años no estuvo en la comunidad ahora llegue y quiera vender tres terrenos que son del bien común, uno en Tlachichilco en el Barrio de Texmola donde está el manantial Xixicasapa.
Ayer cientos de habitantes de la congregación Necoxtla, en la sierra de Mendoza, se reunieron para denunciaron que tres terrenos que serían para bien de la comunidad, ahora un particular los reclama y ha iniciado su venta.
La señora Catalina, de 68 años, recordó que el señor Cristóbal, la persona señala de querer vender los predios, hace 40 años cometió una serie de supuestos delitos, por lo que salió de huida, sin embargo, ahora quiere según los testigos apropiarse de los predios que dejó en el abandono.
“Sus abuelitos eran dueños del terreno, pero murieron y se le quedaron a su hijo, el señor no tuvo familia, algunas familias de la comunidad lo vieron y atendieron hasta su fallecimiento, por su deseo los predios serían para el bien común, para la construcción de una escuela o clínica”, agregó la señora Catalina.
Tras la muerte de los legítimos dueños, llegó su sobrino Cristóbal a reclamarlos como dueño y según los vecinos ya empezó fraudulentamente su venta, lo cual la comunidad rechaza, dado que durante todo el tiempo que estuvo ausente no realizó el pago de las cuotas establecidas para los habitantes de esta comunidad indígena.
Señalaron que en esos predios ha empezado la tala clandestina de árboles, además los está vendiendo sin poseer los papeles.
El agente municipal de Necoxtla, Anselmo Ortega Hernández, afirmó que esos predios son requeridos por la la población, pues en uno está el manantial Xixicasapa en el lugar conocido como Tlachichilco del Barrio de Textmola, de donde toman agua los habitantes .
Pidieron a la sociedad no dejarse sorprender por esa persona que no cuenta con la legalidad de los terrenos y esperan la intervención de las autoridades locales de Ciudad Mendoza.
Al lugar arribó la síndica, Clara Merlo Herrera, para conocer la demanda de los habitantes, canalizar la situación e iniciar con el apoyo para la comunidad.
“Son como tres hectáreas las que quiere vender, eran predios abandonados, esta vendiendo los árboles que ahí hay y ahora que ya murió su familia quiere vender toda la propiedad pero él no es el dueño, alertamos a la gente para que no corran el riesgo de ser engañados ”, agregó Anselmo Ortega.