Donar órganos, un acto de amor

Alán García
El Mundo de Córdoba

¿Has pensado alguna vez en donar tus órganos? Ayer presentamos la historia de Dany, una pequeña de seis años que necesita un trasplante de córneas para no perder la vista, pues las suyas están afectadas por el glaucoma. ¿Te gustaría saber más acerca de cómo la donación de órganos puede cambiar tantas vidas? Checa esta información.
De acuerdo a las estadísticas del Centro Nacional de Trasplantes, al día de hoy existen 22 mil 384 personas aguardando un trasplante, de las cuales, 16 mil 056 personas esperan recibir un riñón, 5 mil 953 buscan córneas, 320 esperan un hígado, 40 personas esperan recibir un trasplante de corazón.
Del resto, 7 esperan recibir un trasplante de páncreas, 2 de riñón-páncreas, así como el mismo número para pulmón y corazón-riñón y 1 persona, esperan recibir un hígado-riñón y otra un trasplante de corazón-pulmón.
La mayoría de las donaciones de órganos y tejidos se realizan después de que el donante ha fallecido. Sin embargo, algunos órganos y tejidos se pueden donar en vida. Por año, se realizan alrededor de 6,000 donaciones con donantes en vida. Eso es alrededor de cuatro de cada 10 donaciones.

Tipos de donación
Para poder donar y hacer un trasplante de órganos, tejidos y células, en México, la Ley General de Salud establece que la donación existen dos tipos: la expresa y tácita. En el primer caso, deberás firmar el “Documento Oficial de la Donación” que expide el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra).
La donación tácita es cuando un posible donador o donante no haya manifestado en un documento la negativa para que después de su muerte, sus órganos sean utilizados para trasplante.
Sin embargo, para hacerlo, sus familiares presentes tendrán que dar el consentimiento: el o la cónyuge, la concubina, los descendientes, los ascendientes, los hermanos, el adoptado o el adoptante. Si se encontraran presentes más de una de las personas mencionadas, se aplicará la prelación correspondiente de acuerdo al nivel de parentesco.
En cuanto a la donación expresa, es la acción de manifestar por escrito o de forma verbal, la voluntad de donar sus órganos en vida o después de su muerte. Será considerada donación amplia cuando se refiera a la disposición total del cuerpo, o limitada cuando sólo se otorgue respecto de determinados componentes.
El Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) cuenta con el “Documento Oficial de la Donación” denominado Formato Oficial, para manifestar el consentimiento expreso para donar órganos, tejidos y células después de la muerte para que éstos sean utilizados en trasplantes, este documento puede ser obtenido en la página del Cenatra.
Además existe la “Tarjeta de Donador Voluntario” que es un medio de comunicación con el cual se puede manifestar el deseo de ser donador de órganos y/o tejidos con fines de trasplante. El objetivo de esta tarjeta es que la misma sea entregada a un familiar para que en el momento de la pérdida de la vida, sea él quien apoye su decisión.
Sin embargo, la ley también reconoce el derecho de un ciudadano a no ser donador. Es decir, el ciudadano puede tomar cualquiera de las dos decisiones.

Donar en vida
Los órganos para trasplante pueden provenir de donantes vivos o fallecidos. No obstante, algunos de los órganos solo pueden utilizarse cuando el donador tuvo muerte cerebral o encefálica.
La mayoría de las donaciones en vida se realizan entre miembros de una familia o entre amigos cercanos, aunque en algunos casos, las personas se convierten en donantes en vida altruistas al optar por donar sus órganos a alguien que no conocen.
Un riñón es el órgano más donado en vida. Esto es debido a que el riñón restante del donante realiza la función necesaria para eliminar los residuos del cuerpo. Solo deben vivir con ciertos cuidados.