Demandan sectores garantizar la salud

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

Con la creación del Instituto de Salud para Bienestar que elimina al Seguro Popular se espera la garantía de acceso a los servicios de salud gratuito como se plantea, pues este tipo de propósitos al final resultan con un costo para los que necesitan algún tipo de consulta o medicamentos controlados.

“Fue una estafa Seguro Popular”
Jairo Guarneros Sosa integrante del Colectivo Feminista Cihuatlactolli consideró que el Seguro Popular fue una estafa desde su inicio, que fue una ruta de privatización para los servicios de salud, pues la atención primaria era privatizada y con costos elevados.
“Me deja mucha duda que tan efectivo pueda ser, revisando la atención en los hospitales ante la crisis que hay de medicamentos dudo si se dará el medicamento gratuito y sobre todo aquellos que son caros”, apuntó.

“Era Seguro ineficiente”
Ramón Tepole González profesor integrante de la CNTE consideró que quitarán el Seguro Popular por ineficiente, pues en la zona serrana de nada sirvió pues la gente terminaba pagando por el servicio de salud que recibía.
Señaló que es importante saber si lo que se instituyó atenderá mejor a los mexicanos en el aspecto de la salud, sin embargo primero el gobierno federal primero tendría que aterrizar las bases para que esté Instituto cumpla con su cometido.

“Instituciones están rebasadas”
César Silva Reyes secretario de la CROC en Orizaba señaló que en un principio se pretendía la universalización de todos los servicios de salud, sin embargo parece que el gobierno da marcha a tras a esa idea.
Dijo que tanto el IMSS, Issste y la Secretaría de Salud son instituciones que han sido incapaces de absorber más obligaciones, por lo que cualquier proyecto tendría que estar sujeto a infraestructura y presupuesto suficiente.