‘Dichos de Duarte, chantaje político’

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Las declaraciones recientes vertidas por el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa son un chantaje político que seguramente utilizará para negociar y obtener ventajas para la reducción de su pena carcelaria o bien, para que su familia continúe sin ser señalada jurídicamente de actos de corrupción, coinciden líderes de sectores.
En entrevista por separado señalaron que seguramente en breve se estarán ventilando nombres, negociaciones y pactos entre Javier Duarte y funcionarios y dependencias; pero también se estarán viendo los beneficios que éste va a obtener por esta información privilegiada que dice contar.

Protección familiar
El abogado Juan Oropeza, presidente del Colegio de Abogados de Orizaba-Altas Montañas, consideró que si hubo un pacto y una negociación entre Javier Duarte y Enrique Peña Nieto, propició que su familia no fuera perseguida legalmente aún cuando estaban involucrados.
“Al llegar una negociación o un pacto, tuve que ver en que su esposa se fuera a otro país y la dejaran ir, pero que también no se metieran con la familia del exgobernador”.
Ahora que Duarte sale a decir que tiene más información, dice, habla de una estrategia que también tiene que ver con el nuevo gobierno para dar esa información a cambio de un beneficio para él y su familia.
“Es parte de una estrategia del mismo exgobernador como de su defensa. Es un chantaje en donde él va a dar información a cambio de algo”, apuntó.
Si se busca una reducción de pena, conforme a derechos se tendría que hacer un procedimiento; pero esto suena más a una solución política en donde seguramente se dará una instrucción del Presidente para que se acate. “La invasión a los poderes judiciales, se ha dado desde siempre”.

Subsidio vs impunidad
El líder obrero César Silva señaló que Javier Duarte está obligado a dar toda la información que tiene; “es obvio que subsidió la campaña de Peña Nieto a cambio de impunidad, pero también es obvio que subsidió a López Obrador y frenó en Veracruz la llegada de los Yunes Márquez y Linares. Y es obvio que subsidió la llegada de Cuitláhuac”.
Consideró que Javier Duarte sabe demasiado de la podredumbre del sistema de gobierno y tendría que confesar y arrastrar a todos los que están tras de esto.
Dijo que la información que dice tener el exgobernador, será usada como parte de un chantaje político para negociar su salida e impedir vayan tras su familia.

Busca redimirse
Por su parte, el profesor de educación indígena e integrante de la CNTE, Ramón Tepole señaló: “pareciera que buscara redimirse de todo lo que hizo, sin embargo, entendamos que ellos no precisamente brillan por su arrepentimiento, más bien creo que busca el que el Presidente y su discurso de ”perdona todo“ lo alcance a cambio de información”.
Pareciera que efectivamente Javier Duarte cuenta con mucha información que salpicaría a instituciones y personajes corruptos.