Destrozan el cráneo a talachero

Leobardo Lima
Diario El Mundo

Acultzingo.- Un talachero que fue levantado por desconocidos la tarde del pasado miércoles, fue hallado muerto a la altura de una cantera que se localiza en la comunidad de Ojo de Agua de Arriba, amarrado de pies y manos, con el cráneo totalmente destrozado.
La víctima fue identificada como José Antonio Campos Palacios, de 27 años de edad, vivía en la cabecera municipal y era propietario de una talachera que se ubica en Acultzingo, por lo que su madre Elvia Palacios Villa, solicitó la entrega del cuerpo.

Los hechos
De acuerdo al reporte de las autoridades, ayer aproximadamente a las 12:00 horas mediante una llamada telefónica al 911, alertaron a oficiales de Seguridad Pública, sobre un hombre que se encontraba sin vida a la altura de una cantera que se localiza en la comunidad de Ojo de Agua de Arriba.
Rápidamente un grupo de policías estatales a bordo de una patrulla se desplazó al citado lugar y al comprobar el macabro hallazgo, establecieron la cadena de custodia y solicitaron la presencia de los forenses, así como de los detectives de la Policía Ministerial de Ciudad Mendoza.
Tras arribar al lugar del crimen, personal de la Fiscalía procedió a realizar las diligencias correspondientes, constatando que el talachero estaba amarrado del cuerpo, las manos y los pies, con la cabeza destrozada aparentemente con unas piedras.

Llora su madre
La madre y hermana de José Antonio llegaron hasta la cantera y al identificar plenamente a su familiar que estaba boca abajo, soltaron en llanto y luego de realizar una oración en el lugar donde fue asesinado, dejaron una veladora encendida en memoria del finado. Más tarde lo reclamaron en el Semefo.
Trascendió que el talachero habría sido levantado la tarde del pasado miércoles, y su familia perdió contacto con él, hasta el día ayer que fue localizado sin vida.
Una fuente policíaca dijo que al parecer los criminales ejecutaron al talachero en ese mismo lugar, por lo que presumen que se trata de un nuevo ajuste de cuentas, entre bandas delictivas rivales.