Declara Perú estado de emergencia por derrame de petróleo en la Amazonía

Foto; Especial

Redacción

Perú declaró este viernes estado de emergencia en la región amazónica por un grave derrame de hidrocarburo ocasionado por la ruptura de un ducto de la de la empresa estatal de Petroperú.

El presidente de Perú Martín Vizcarra dictó la emergencia durante 60 días para las localidades de Chorros, Nuevo Progreso, Nueva Alianza, Nueva Jerusalén y Yanayacu, ubicadas en el distrito de Maseriche, en la región de Loreto, debido al derrame ocurrido el 18 de junio en el Oleoducto Ramal Norte de la petrolera peruana.

El Ministerio Publico, a través de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Loreto, se trasladó a la zona de emergencia para evaluar los daños provocados por el derrame y su impacto ambiental en el ecosistema.

Para poder ingresar al sitio, se tuvo que llegar a un acuerdo con las autoridades de las comunidades nativas, detalló la Agencia Fiscal de Noticias.

Foto Especial; vista aérea del derrame del crudo en el río.

Vizcarra dijo al diario oficial El Peruano “la magnitud de la situación demanda la adopción de medidas de excepción urgentes, para lograr la rehabilitación en las zonas afectadas”.

Cabe señalar que la Fiscalía local acudió al lugar quince días después del derrame y advirtió que se “esta poniendo en riesgo la salud ambiental de las poblaciones cercanas”.

Por su parte, la Defensa Civil informo que mil 230 familias de los pueblos originarios fueron afectadas por la fuga y tuvieron que recibir agua por parte de las autoridades.

Ante lo sucedido un grupo de indigenas tomo una estación petrolera de Loreto y paralizaron la producción. Desde ese entonces, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) estima pérdidas de dos millones de dólares diarios.

El Ministerio Público informó ayer que un equipo de especialistas está indagando sobre otra fuga de petróleo producida el último martes en el segundo tramo del mismo oleoducto, en la provincia de Condorcanqui. En este caso, no cabe duda de que el derrame fue intencional y se intenta “identificar a los responsables”.

El fiscal adjunto Royner Vásquez Pereira reportó que se encontró un corte trasversal de 26 centímetros en una tubería, “que habría sido provocado con un sierra metálica”. Aquella acción produjo una pérdida equivalente a unos 130 barriles, calculó la Fiscalía.