Arte circense y un amor por los cielos

Manuel Fuentes
El Mundo de Córdoba

El circo los unió, pero el arte y la pasión los ha llevado como pareja a lograr cosas increíbles pisando los mejores escenarios de México y Sudamérica. Así es la historia de Alan Rodríguez, orgulloso y talentoso cordobés egresado de la Escuela Nacional de Circo en la ciudad de Puebla, quien desde muy pequeño sabía que el arte circense sería su gran pasión; Natalia Koshcheeva es una hermosa y joven artista rusa, quien desde los 5 años practica patinaje sobre hielo y ha participado en diferentes compañías del mundo, donde ha demostrando su gran talento.
El país de Colombia fue el escenario perfecto para que los talentosos artistas se conocieran, por lo que decidieron unirse para iniciar una nueva aventura. Tras un largo tiempo de preparación, mucho trabajo, disciplina y entrenamiento, ambos han logrado perfeccionar su rutina de patinaje en pareja, la cual los ha hecho famosos, llevándolos a presentarse en los mejores escenarios frente a personalidades muy importantes, lo cual los hace sentirse contentos y orgullosos por dejar en alto el nombre de México y Rusia.
Colombia, Cuba, México y próximamente Estados Unidos son algunos de los lugares que Alan y Natalia han alcanzado con su trabajo y esfuerzo, por lo que ahora se enfocan en algunos de los proyectos que tienen a futuro, ya que planean audicionar para uno de los mejores circos conocidos a nivel mundial, para así poder trabajar en Europa pues tienen la confianza de lograr cada uno de sus objetivos, así como también abrir algún gimnasio o escuela de circo en donde compartan con los pequeños su talento para las futuras generaciones.