Paraliza temor a Maltrata

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Los más de 18 mil habitantes de Maltrata y sus 35 comunidades, se quedaron ayer sin servicios municipales pues el Palacio permaneció cerrado: ni la Policía, ni Protección Civil ni Limpia Pública, prestaron servicios.
Esto luego de que el martes fuera muerta a golpes una persona presuntamente por los pobladores, quienes lo acusaban de haber secuestrado a un comerciante.
Según testimonios, los gendarmes que habían detenido al presunto secuestrador fueron desarmados, les quitaron sus uniformes y fueron abandonados a las afueras del Palacio, por no brindar informes.
Tras los hechos, y ante el temor de ser atacados, estemiércolesningún funcionario se presentó a laborar, ni sindicalizados ni de confianza; oficinas como Tesorería, Catastro, Registro Civil y otras permanecieron cerradas, sin resguardo de ninguna Policía.
El Mundo buscó la versión de las autoridades locales, pero fue inútil establecer comunicación con el alcalde Gustavo Rosas Huerta.

Apoyan a autodefensas
Y la población muestra respaldo ante las acciones emprendidas por vecinos de las comunidades al hacer justicia por mano propia.
Mediante el programa interno de “Vecino vigilante”, mensajes y grupos de whatsApp y redes sociales, rondines y otras medidas, los vecinos se preparan para dar guerra a la violencia.
“La gente en las comunidades está actuando… porque no confiamos en nuestra autoridad”, señaló un ciudadano que prefirió omitir su nombre.