Detienen buque Iraní que se dirigía a Siria

Foto; Especial

Redacción

Este jueves la Policía de Gibraltar detuvo al capitán y al oficial en jefe del buque petrolero ‘Grace 1’, que supuestamente transportaba crudo iraní a Siria, lo que representa para Reino Unido una violación a las sanciones de la Union Europea contra Damasco.

El portavoz de la Policía Real de Gibraltar, dijo que los dos hombres fueron entrevistados y hasta ahora no han sido acusados de ningún cargo. Confirmó también que les fueron incautados documentos y dispositivos electrónicos, además de señalar que las investigaciones continúan.

Ambos hombres fueron arrestados en relación con presuntas infracciones de los Reglamentos 36/2012 de la Unión Europea relativos a medidas restrictivas en vista de la situación en Siria.

En respuesta a la detención, Irán convocó a el embajador británico en Teherán y criticó la interceptación del buque petrolero como “un paso destructivo” y “una forma de piratería”.

Por su parte, el Ministro de Exteriores Iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha negado las acusaciones.

Ali Fadawi, comandante adjunto del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán, que forma parte de las Fuerzas Armadas, dijo que tanto Reino Unido como EU se “arrepentirán” de la acción en contra del buque.

“Si los enemigos hubieran hecho los cálculos más mínimos, no se hubieran embarcado en tales medidas […] El barco (petrolero) se alquiló para transportar carga, pero llevaron a cabo tal acto y se arrepentirán mucho de sus obras” así lo informo la agencia de noticias Iraní FARS.

Este incidente se ha producido el mismo día en que el presidente Iraní, Hasan Rohaní, había advertido a Reino Unido que enfrentaría las consecuencias de haber detenido la semana pasada otro buque petrolero, cerca de Gibraltar, lo que provocó una escalada de tensión ya existente en el Golfo Pérsico.