Paola se inspira en Mamun


Mary Chuy Rodríguez
El Mundo de Orizaba

A sus 11 años de edad, Paola Herrera, sueña en convertirse en una gimnasta élite, traspasar fronteras y llegar a la cúspide del deporte, tal como Margarita Mamun, campeona Olímpica de Río 2016.
Inspirada en la importante trayectoria de Mamun, gimnasta rusa que a los 20 años de edad posee el título más importante del orbe, día a día la pequeña orizabeña se prepara de la mano de su entrenadora Judith Rivera.
Desde los 5 años de edad comenzó su camino en este exigente deporte, primero como un juego y desde los siete como una pasión que la trasladó a las competencias, en las cuales ha logrado destacar.
“Practico desde hace cinco años, la gimnasia es divertida aunque los giros son muy difíciles, inicié porque me gusta bailar, me he ganado muchas medallas y he ido a estatales y nacionales”, compartió tímidamente la gimnasta.
El camino no ha sido fácil, no puede realizar las actividades de una niña de su edad, entrena al menos 12 horas a la semana pero si está en competencia hasta 20, ensayando una y otra vez sus rutinas hasta dominar cada movimiento.
Clavas, aro, pelota y listón son los aparatos con los que participa, siendo los dos últimos sus favoritos por lo mucho que lucen en sus rutinas.
El 2019 es un año prometedor para ella, “Ella ha logrado colocarse entre las seis mejores gimnastas del estado para poder ir a un campeonato Nacional y su máximo ha sido asistir a la Olimpiada Nacional donde sólo clasifican las 30 mejores del país”
Para su entrenadora, la pequeña Paola posee el suficiente talento para brillar y llegar tan alto como se lo proponga, pues posee importantes cualidades como flexibilidad, dedicación, además de ser una niña increíble.
Pues aunque es una disciplina muy exigente y dura por tener que cumplir con estrictas rutinas así como cuidados de alimentación, ella siempre con una sonrisa hace su mayor esfuerzo.
Ganarse un lugar para formar parte de la selección nacional y entrenar en el Centro de Alto Rendimiento en la Ciudad de México, es el objetivo en mente, aunque aún deberá esperar dos años hasta cumplir 13 para ser elegible.
Como sea, su sueño es llegar a los Juegos Olímpicos.