Rey de América

Agencia Reforma

Brasil sufrió en los minutos finales pero aprovechó un polémico penal par sellar la victoria 3-1 sobre Perú, que le dio a la Canarinha su primer trofeo desde el 2013, cuando levantó la Confederaciones.
De la mano de Everton, el único del 11 titular que juega en la Liga de Brasil, la escuadra de Tite se sacudió de los rojiblancos, que apretaron en los minutos finales pero se quedaron en la orilla de levantar su tercera Copa.
El futbolista del Corinthians abrió el marcador al minuto 15‘ y a pesar de que Paolo Guerrero empató el cotejo al 44’ desde los 11 pasos, el volante de 22 años asistió a Jesús, quien puso el 2-1 antes de concluir la primera mitad.
El complemento se cargó del lado inca, sobre todo después de una roja al hombre del segundo tanto por doble amonestación al minuto 70, pero a pesar de los intentos de Edison Flores y Christian Cueva, Perú no pudo lograr la igualada en el duelo.
Gabriel Jesús fue expulsado por doble amarilla al 70 y fue tal su furia que reclamó fuertemente al árbitro central, además de golpear la cabina de VAR.
En la recta final del encuentro Everton volvió a aparecer dejando plantado a tres rivales y entrando al área donde fue derribado, polémico penal que al final convirtió Richarlison para poner cifras definitivas al 90‘ y con ello darle a Brasil su primera Copa América en 12 años.
La “verde amarela” aprovechó su condición de local para salir con el campeonato del certamen más importante a nivel de selecciones nacionales en Sudamérica al imponerse a Perú.
La última ocasión en que se llevó el trofeo fue en Venezuela 97, cuando se impuso en la final a Argentina con goles de Julio Baptista, autogol de Roberto Ayala y Dani Alves.
Mientras el cuadro uruguayo es el más exitoso en la competencia con un total de 15 campeonatos, el último en Argentina 2011, cuando derrotó en la final a Paraguay.
Por su parte, Argentina es el segundo país más ganador con catorce, pero ya con una larga sequía, luego que su último título se dio en el ya lejano 1993, en Ecuador, cuando se impuso 2-1 al debutante equipo de México.