Urge Oposición presionar más a Maduro

Foto Reforma

Agencia Reforma

CdMx.- El representante del presidente interino de Venezuela Juan Guaidó en México, Reinaldo Díaz, lanzó un llamado a la comunidad internacional para presionar más la salida del presidente, Nicolás Maduro.

En un evento para conmemorar el 208 aniversario de la Independencia de Venezuela en la Ciudad de México, el político venezolano afirmó que después de seis meses de la proclamación de Guaidó como presidente interino hay que revisar qué más se puede hacer para presionar la salida de Maduro y buscar medidas más contundentes.

“Debemos revisar los tiempos, ya que los tiempos diplomáticos no van con los tiempos de un pueblo que no aguanta más. Revisar los mecanismos implementados, ya que mientras estos mecanismos se aplican, nuestro pueblo muere de hambre, de la falta de medicinas, o son perseguidos, torturados o asesinados por la dictadura”, expresó.

“Tal vez es hora de atrevernos un poco más: de aumentar la presión en los países como en los que no; de ejecutar las medidas quirúrgicas lo más pronto posible; de no sólo condenar la violaciones a los derechos humanos sino también ejecutar de una vez por todas las medidas coercitivas y sanciones que se encuentran en los tratados internacionales para que esto no vuelva a ocurrir”, agregó.

En el acto estuvieron presentes los embajadores de Argentina, Brazil y Perú en México, así como representantes de las embajadas en el país de Estados Unidos, Israel, Australia, Canadá, Guatemala, España, Paraguay y Países Bajos.

“Todos los días los venezolanos en nuestra tierra que se encuentran secuestrados por el régimen y los venezolanos exiliados de su propia tierra nos preguntamos de cara al mundo que todavía permanece indiferente: ¿cuántas razones más necesitan? ¿Cuántos informes más tiene que haber? ¿Cuántos muertos más tenemos que contar? ¿Cuántos migrantes más tienen que salir?”, cuestionó el representante de la Asamblea Nacional de Venezuela en México.

Díaz agradeció a los países que han apoyado a la Oposición venezolana, al Grupo de Lima, al Grupo de Contacto de la Unión Europea, a la OEA y a la ONU.

A pesar de la postura neutral que adquirió México ante el conflicto con el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador el enviado de Guaidó también agradeció a su Administración.

“Debo develar y agradecer el apoyo de México, que no todo el mundo lo sabe, a pesar de no haber asumido una postura frontal contra el dictador por mantener sus principios, no podemos negar el esfuerzo de mediar entre las partes”, afirmó.

“Los diversos viajes a Caracas, los cuestionamientos constantes a las violaciones a los derechos humanos y no puedo obviar el recibimiento y protección a nuestro diputado de la Asamblea Nacional, Franco Casella, que se encuentra hoy en la Embajada de México en Caracas”, añadió.

Advirtió que el riesgo que representa perder esta oportunidad es lapidario para los venezolanos y para toda la región.

“No lograr una salida a esta crisis representa para América Latina y el mundo una de las peores crisis migratorias de la humanidad”, sentenció.

Indicó que ante el Gobierno mexicano asume el compromiso de ser el portavoz de la Oposición, aunque sea un proceso complejo, inédito y que se escapa de todos los protocolos tradicionales diplomáticos.

“Esto no es más que la consecuencia de un pueblo soberano que se está abriendo las puertas hacia la libertad. Es el principio básico que se nos fue inculcado en la Independencia: la soberanía reside en el pueblo y la estamos ejerciendo”, manifestó.

“Nuestra segunda independencia está más cerca que nunca”.

Previo al discurso de Díaz, se entonaron los himnos de México y Venezuela, y se guardó un minuto de silencio.

Después del discurso del representante de Guaidó, un grupo de mariachis entonó canciones tanto mexicanas como venezolanas, mientras los invitados saludaban a Díaz.