Libera Maduro a presos políticos

Foto Especial

Agencia Reforma

Ginebra.- Un día después de la publicación del duro informe de la ONU que recoge las denuncias de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, el Gobierno venezolano de Nicolás Maduro liberó a 22 presos políticos.
La decisión fue anunciada en Ginebra por la propia Bachelet al momento de presentar el documento, tras su visita a Caracas entre el 19 y 21 de junio.
“(La medida) muestra un nuevo compromiso de las autoridades venezolanas con la resolución de los múltiples desafíos en materia de derechos humanos que enfrenta el país”, enfatizó.
Entre los liberados se encuentran los casos emblemáticos de la jueza María Lourdes Afiuni y el periodista Braulio Jatar.
Afiuni emitió en 2009 una sentencia judicial que dejaba en libertad al empresario venezolano Eligio Cedeño, abierto enemigo del chavismo, quien luego abandonó el país.
La medida enfureció a Chávez, que pidió “30 años de cárcel” para la funcionaria en su programa de televisión, quien casi inmediamente fue llevada presa sin juicio, hasta recibir el beneficio de casa por cárcel más de un año después.
En 2013, Afiuni recibió la libertad condicional, pero su proceso judicial continuó hasta ayer.
Jatar, por su parte, fue encarcelado en agosto de 2016, una vez que el portal de noticias que dirigía, Reporte Confidencial, colocara en las redes los videos en los cuales la caravana presidencial de Maduro fuera objeto de protestas, toque de cacerolas e ira desatada en su contra en Villa Rosa, en la Isla de Margarita.
Un año después, la justicia le concedió arresto domiciliario. La nueva medida lo coloca en libertad condicionada.
A estas dos liberaciones se suman las de un grupo de líderes estudiantiles, un colectivo que lleva años protestando contra el régimen.
El informe de Bachelet da cuenta de la crisis socioeconómica, la emergencia alimentaria y el abuso de las fuerzas de seguridad en Venezuela.
Sin embargo, la delegación de Maduro en el Consejo de Derechos Humanos respaldado por la ONU criticó ayer el documento al considerarlo “parcial” y lleno de “graves errores metodológicos”.
“Usted sabe que el informe no refleja la realidad de lo que vio en nuestro país”, subrayó el viceministro venezolano de Exteriores, William Castillo.