Mundial 74, el ridículo de Haití

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Córdoba

El seleccionado de futbol de Haiti, con boleto robado vilmente llegó al Mundial de Alemania 1974, solo a tener un muy buen primer tiempo ante su similar de Italia en el partido que fue su debut, aguantando el cero por cero durante los iniciales cuarenta y cinco minutos del encuentro.
Luego las aguas volverían por su cauce, y los Azurris vencerían tres goles por uno, mas el representante de Concacaf, había dejado una buena impresión con el boleto vilmente robado al seleccionado de Trinidad y Tobago.
Luego vendría lo normal, el seleccionado de Polonia, una agradable sorpresa y revelación, casi comparable con la Naranja Mecánica de Holanda, le endilgaría a los haitianos un marcador de siete goles por cero. ¡Goliza y humillación!
Haití terminaría su primera ronda, y su viaje hacia Alemania, todavía con el muro de la ignominia por delante, cayendo ante su similar de Argentina cuatro tantos por uno.
Los dos goles que anoto el representativo de Haití en la única Copa del Mundo que ha participado, fueron obra de su estrella Emmanuel Sanon, que dejo con el ojo cuadrado a los buscadores de talento en los Mundiales, dentro de sus hazañas en Alemania 1974, la principal fue que rompió el récord de imbativilidad del arquero italiano Dino Zoff, que totalizaba 1143 minutos sin recibir un gol a nivel internacional.
Aparte Sanon, tiene el récord de mas participaciones con el Seleccionado de Haití, rebasando los cien encuentros a niveles internacionales, siendo aparte del mejor goleador de su nación con apenas 47 tantos anotados.
Inclusive Emmanuel fue considerado por una revista francesa especializada en futbol, como uno de los grandes cien héroes de los Mundiales.
La máxima estrella futbolera de Haití de todos los tiempos, murió relativamente joven, a la edad de 56 años víctima de cáncer del páncreas,
Otro futbolista haitiano no tan famoso como lo fue Sanon, Alain Vubert eliminó con su gol al seleccionado de México, que pese a haber vencido cinco goles por uno, le faltó un tanto para ir a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, de esa manera ese grupo dirigido por Hugo Sánchez no calificó, quedando en el tercer lugar muy por abajo del seleccionado de Canadá que sí logró el pase.