Celebran matrimonio entre Edil y lagarto

La ceremonia representa la unión entre los pueblos Huave y Chontal del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca. Foto: Agencia Reforma.

Agencia Reforma

CdMx.- Virgilio Fuentes, Presidente Municipal de San Pedro Huamelula, Oaxaca, se casó el fin de semana con una lagarto hembra.

Así el Alcalde celebró una tradición ancestral indígena de los pueblos chontales y huaves que habitan en el Istmo de Tehuantepec.

Según la costumbre, “la princesa lagarto”, que es como la llaman, es de origen huave, mientras que el Alcalde es chontal, y su matrimonio es para conservar la paz y el equilibro de estos dos pueblos con la tierra.

La lagarto representa a la comunidad de San Mateo del Mar y es hija del reino huave o Ikoot que se ofrece en unión con el Edil, líder de la comunidad chontal.

El rito, que data de hace más de 100 años, recuerda la hermandad que existía y sigue vigente entre los dos pueblos que conviven en esta región oaxaqueña.

La ceremonia se realiza en el marco de las fiestas patronales en honor a San Pedro Apóstol, en la cual se viste al reptil de color blanco y con flores en la cabeza.

La unión entre el Alcalde y la lagarto se sella con un beso.

De acuerdo con la población, el Edil que se niegue a casarse con la lagarta es retenido en la cárcel.

La celebración dura una semana y se hace en medio de danzas, comida, bebida y rituales que llenan al pueblo de emoción.

La ceremonia es una mezcla de mitos y ritos prehispánicos y católicos que se han transmitido por generaciones.

También se relacionan con hechos históricos, como la guerra entre moros y cristianos, y la guerra entre chontales y los Ikoots de San Mateo del Mar.

Hasta el 2005, San Pedro Huamelula tenía una población de 8 mil 834 habitantes y su principal actividad económica es la pesca y el cultivo de frijol, maíz, ajonjolí y cacahuate.