‘Ahorcan’ créditos de nómina a trabajadores

César Carrillo
El Mundo de Córdoba

Hasta el triple del valor de un préstamo se termina pagando por concepto de intereses, así como comisiones y seguros que son aplicados en los financiamientos.
Durante 2018 las tasas de interés de los créditos de nómina ofrecidos por los bancos oscilaron desde 20.9 a 29.6 por ciento, según reportó el Banco de México.
Según el Reporte de créditos básicos de nómina de Banxico, BBVA, Inbursa, del Bajío y Afirme ofrecieron tasas de 20.9, 24.5, 24.6, 24.9 y 25.4 por ciento, respectivamente.
Los niveles más altos fueron de Santander y Banco Azteca, cuyos niveles fueron de 28.7 y 29.6 por ciento, en cada caso.
Un préstamo de nómina es aquél que los bancos otorgan con base en la capacidad de pago, que calculan, tiene un trabajador que tiene salario fijo. Para cobrarlo, hacen el descuento directamente de la cuenta de nómina en la fecha de pago.
El plazo promedio de pago de un crédito de nómina es de 45 meses, aunque hay instituciones que superan ese periodo
La socióloga Isela Rentería explicó que este tipo de préstamos comprometen de manera voraz el ingreso de los trabajadores.
“Considero que es una manera rápida, pero engañosa, de cubrir un gasto puesto que como se dice comúnmente: se tapa un hoyo para abrir otro quizá más grande, sólo que en pagos más pequeños pero por mucho más tiempo”, advirtió.
“Un ejemplo: por $15 mil solicitados se terminaron pagando 26 mil pesos más las comisiones iniciales y los seguros, más de 35 mil pesos, más del doble a un corto plazo, sin embargo a mayor plazo es mayor el cobro”, sostuvo.