Debatir la izquierda en Veracruz

A siete meses que Morena asumió el poder gubernamental en el estado de Veracruz, es obligatorio debatir que tipo de gobierno queremos desarrollar en la entidad y si la forma como se está gobernando es la indicada para el momento que vivimos y el contexto que nos rodea.
El debate debió ser sistemático desde hace años, pero esto no sucedió, por razones varias. Los diversos pensamientos en torno, a la izquierda como a la forma de gobernar, ahora deben ponerse a debate crítico entre la militancia y dirigencias regionales y municipales, para luego abrirse al público interesado. No se vale solo el pragmatismo y sobrevivir a la sombra del máximo dirigente nacional (AMLO).
Ahora, lo que se puede hacer, es abrir un debate respetuoso y profundo entre la militancia sobre qué tipo de políticas públicas de izquierda necesitamos en este momento para transformar, a fondo la entidad. Alguien tiene, por decirlo así, que “ponerle el cascabel al gato”, e iniciar el intercambio de ideas que definan con claridad el grado de compromiso que los militantes de Morena tienen en concreto sobre los diversos temas que existen en el territorio.
Hay que definir si se quiere tener una izquierda revolucionaria, que busque el cambio (total) de régimen de gobierno (autoritario y corrupto que nos dejaron el PRIAN) o, solamente un mero compromiso (parcial) “reformista”, arribista y oportunista, propio de la política electoral transitoria. Es momento, de definiciones políticas en la entidad para no caer en contradicciones ahora que hay el “Primer Gobierno de Izquierda en Veracruz”.
En Orizaba y región urge salir del ostracismo e iniciar amplio debate sobre la “izquierda que necesitamos en Veracruz hoy y la siguiente década”, para no repetir los vicios del oportunismo del PRD y MC. El debate puede organizarse por mesas temáticas, mismas que podrían iniciar con una evaluación breve de la situación de las izquierdas en Veracruz y concretamente en la región de Orizaba, donde por cierto se ha ganado tanto la diputación federal como la local y, se ha tenido una alta votación (2018), histórica en Orizaba y municipios conurbados. Es momento de centrar atención en temas ciudadanos para definir proyectos públicos prácticos. Es necesario producir documentos que orienten la lucha política sin caer en el reformismo, oportunismo y arribismo, vicios que persiguen a partidos.
Se puede iniciar la auscultación para detectar los cuadros del partido, para promoverlos como dirigentes municipales, distritales y delegados, para que motiven la formación política más allá de las batallas electorales. Se trata de no hacerle el juego al capitalismo con su máscara de democracia fantoche. Se trata de impulsar transformación profunda en la ideología y praxis comunitaria de Veracruz en las ciudades y el campo. En un partido de izquierda como Morena, no debe haber espacio para recomendados y familiares (nepotismo es corrupción), a la usanza de los partidos de la derecha. Los cuadros políticos, argumentó Lenin en su libro el “Estado y la Revolución” (ediciones quinto sol, 1980), no se improvisan, se preparan con tiempo, entre los militantes, en temas de política (agraria, educativa, urbana, laboral, justicia, gobierno, salud, seguridad), y temas de militancia (liderazgo, organización comunal, historia regional, economía pública, planeación del desarrollo). Los dirigentes (estatales y municipales), deben ser, entonces, los que mayor claridad tengan del proyecto de izquierda socialista y no reformista, tal es la idea del partido Morena. La escuela de cuadros nacional está funcionando, en la ciudad de México, en esta dimensión.
Hay que tomar en cuenta estas precisiones para no caer, en el oportunismo que practicaron por años el PRD, PT y MC, que hicieron de la política su “modus vivendi”, un negocio. Urge que los militantes y dirigentes, así como los candidatos electos (diputados, presidentes municipales, regidores), entiendan la importancia de este llamado de atención. El mandato que el pueblo mexicano ha dado al gobierno nacional, estatal, alcaldes y diputados, es muy claro, indica que urge que las “cosas cambien de forma y fondo” caiga quien caiga. No se debe esquivar el bulto y hacer como que no se entiende el mandato.
Los millones de votos a favor de Morena (63% del padrón nacional de electores del INE), exigen transformaciones municipales y estatales a fondo. Exigen diputados profesionalizados y comprometidos contra el capitalismo y neoliberalismo que sojuzga México, Latinoamérica y el mundo. Exigen gobernadores con políticas de izquierda sustentadas en la organización de barrios, colonias, ciudades, comunidades indígenas, el movimiento obrero, universitarios, mujeres, jóvenes. Todo esto, no se está trabajando con el dinamismo que la crisis nacional exige. El compromiso de hacer “Foros de Estudio y Análisis Regional” implica preparación previa y trabajo teórico. Los diputados federales y locales de los distritos, debieran encabezar jornadas permanentes de este tipo. No basta solo ganar elecciones, hay que “nutrir” al movimiento de regeneración nacional (Morena), con fundamentos políticos, económicos y filosóficos para que resista los embates de la derecha local, nacional e internacional, que quiere engañarnos con argumentos sobre “El fin de la historia” (Francis Fukuyama, 2000), que busca confundirnos, que ya no hay “enemigo al frente” y por ende someternos al capitalismo mercantil.
En Orizaba los foros de análisis han estado ausentes de la práctica política. Urge iniciarlos para preparar la batalla del 2021. Los debates generan experiencia política. Desde las páginas de Diario El Mundo, hacemos invitación respetuosa a todos aquellos que deseen iniciar foros de debate sobre la izquierda en el estado, la región y el municipio a que participen en espacios públicos (parques, auditorios, universidades, plazas), para así, propiciar diálogo en favor de la consolidación de cultura política de izquierda en la región, que no existe y mucha falta hace para transformar los injustos entornos locales.
Orizaba se ha privatizado poco a poco. El gobierno municipal a todo quiere sacarle ganancias y lucro. Los espacios para pobres quedaron abatidos. La represión policial, se ha convertido en arma de disciplina urbana. Se han bloqueado mítines en plazas públicas, arrancado banderas de partidos políticos de sus oficinas, se ha perseguido militantes, prohibido el uso de altavoces en campañas. Toda una política de represión que no respeta derechos humanos de vendedores ambulantes, indígenas y migrantes. Contra ello deben luchar ciudadanos y militantes de izquierda. Debe ser el compromiso local, para apoyar la “IV Transformación de la República”…
Les invito consultar nuestro blog de análisis universitario en: www.participaciónciudadana1.blogspot.com/ casi llegamos a 100.000 visitas al portal de noticias…
Agradezco a los vecinos de la colonia Ferrer Guardia y Benito Juárez, al sur de la ciudad, por sus comentarios atentos a los artículos que escribimos en Diario El Mundo…
Saludos a los profesores de la secundaria federal “Margarita Maza de Juárez, siempre atentos a la sección de opinión de Diario El Mundo. La semana próxima el artículo ”Con la contaminación sólo hay simulación“.
Felicidades a don Braulio, asiduo lector de Diario El Mundo en el mercado Melchor Ocampo de Orizaba.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz