Ofrecen en redes permisos para conducir

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Sin necesidad de presentar práctica de manejo, presuntos “particulares” se ofrecen en redes sociales para otorgar el permiso de conducir en la Ciudad de México. Bajo el nombre de “Gestoría de trámites vehiculares Ciudad de México” los promotores argumentan que esta licencia también es aceptada en Veracruz, aunque no muestran identificación, ni permiso ni una página oficial para el proceso del trámite.
En redes sociales se difunde un anuncio en la que prometen la “licencia de manejo en examen” para chofer, automovilista, motociclista, con una vigencia de tres años y “100 por ciento legales y confiables”; solo dejan un número telefónico, el cartel virtual no tiene referencia de alguna autoridad competente, ni nombre de alguna empresa o registro.
En una solicitud de información a dichos particulares, “Alejandro”, promotor las licencias, vía telefónica sostuvo que el costo es de 400 pesos y es válida en toda la república mexicana. Señaló que la entrega puede ser personal. “Una vez que la verifiques en una página web que es totalmente legal”, afirmó.
Aunque mencionó que el portal se denomina “Tránsito Juchitán” al menos el día de ayer no se encontró dicha página. “Una vez que me vendes tus datos yo te hago tu trámite y en cuanto esté tu licencia yo te envío los datos para que tú lo corrobores en una página que también te brindaría para que verifiques que es totalmente legal. El pago se hace a la hora de la entrega de tu licencia”, expresó.
De “Gestores de licencias, Ciudad de México” no se encontró ningún registro o concesión, pero “Alejandro” externó que sólo es necesario enviar por Whatssap el nombre completo, CURP, dirección, fotografía, el nombre de una persona en caso de accidente con su número telefónico, tipo de sangre, foto de la firma del interesado y el tipo de licencia que se requiere.
En el “coyotaje” recuerde que se expone a correr el riesgo de algún fraude, al menos en Veracruz las licencias de conducir tienen medidas de seguridad en la que se incluyen un “chip” y que más adelante permitirá que a través de ella se registren infracciones y se tenga un historial del usuario.