Toleran a ediles tener parientes en nómina

De la Redacción

Tres de los 10 regidores del Ayuntamiento de Córdoba tienen a parientes directos trabajando en la administración pública, que encabeza Leticia López Landero. Dos de ellos son ediles de oposición.
La primera edil con familiares directos laborando en el Ayuntamiento es la regidora cuarta del partido Morena, Cecilia Serrano Soval, cuyo hijo y hermana trabajan en dos distintas áreas, como parte del personal de confianza de esta administración que dirige Leticia López, de extracción panista.
Su hermana Rosaura Serrano Soval se desempeña desde el 2018 como asistente del área de Turismo y Cultura (lo cual consta en la nómina de la primera quincena del mes de enero de 2018), mientras que su hijo, Luis Miguel Zamudio Serrano, ingresó en 2019 como parte del área de Mantenimiento Urbano, lo cual ella misma aceptó y defendió públicamente.
“No lo voy a negar, mi hijo es un trabajador de aquí, es ingeniero electromecánico, es un profesional, tiene 10 años de experiencia y viene no por influencia de su madre”, declaró la regidora.
El regidor séptimo, Félix Emilio Sacre Luna, quien logró la regiduría por el partido Nueva Alianza, aceptó que su hija Nayibe Sacre Luna, también labora en esta administración, en Contraloría.
“El hecho de que tengamos algún familiar en ese aspecto, no tiene nada que ver, mientras sea su trabajo, tenga el perfil y esté donde debe estar”, respondió.
En tanto, el regidor segundo, Juan Antonio Téllez Ramírez, de extracción panista, aceptó que su prima-hermana, también labora en el Ayuntamiento. “Es una arquitecta, ella tiene maestría, estudios en España; es una persona que cuenta con credenciales, tiene un salario muy modesto, 11 mil pesos al mes y aparte no fue una propuesta mía”, indicó.