Intimidan a colectivos

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

El Colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba que realiza una búsqueda en fosas clandestinas en un cerro de la colonia Venustiano Carranza en Río Blanco acusó haber sido blanco de una agresión es un intento de intimidar la búsqueda.
El pasado lunes al acudir al lugar señalado escucharon un disparo que se preume era de arma larga.
El colectivo trabaja sin resguardo policial, por lo que solicitan la intervención de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para que resguarde el perímetro donde se ubican las fosas y puedan garantizar la seguridad de la búsqueda.
La fundadora del Colectivo, Araceli Salcedo Jiménez señaló que no buscan a miembros de la delincuencia o culpables, sino a sus familiares.
Según relataron, mientras subían el cerro para reiniciar su búsqueda, recibieron un disparo con arma de fuego por lo que la búsqueda fue suspendida. Eran las 10:30 horas.
Salcedo Jiménez explicó que desde que iniciaron los trabajos en este lugar, se les había dicho que tanto elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Fuerza Civil estarían resguardo el lugar.
Sin embargo, solo cinco elementos de la Gendarmería los acompañaban.
A raíz de este presunto atentado, que no sería el primero que sufren, dieron aviso a la Fiscalía General del Estado (FGE) para que abra una carpeta de investigación; además se dio aviso al Mecanismo de Protección para las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; a la par que se solicitó el acompañamiento de la SSP y Policía Federal.

Acusa Colectivo
falta de apoyo
Tras retomar este miércoles el trabajo, evidenciaron la falta de apoyo y resguardo policiaco, pues a pesar del ataque, solo les acompañaron una patrulla de Fuerza Civil y de SSP.
Exhortaron a la Sedena para que resguarde el perímetro y garantice la seguridad de quienes están realizando este trabajo en fosas clandestinas.
El colectivo llevaba un mes y una semana sin subir al cerro donde están trabajando desde el año pasado en la exhumación de cadáveres enterrados de forma clandestina por la delincuencia.
El día lunes iban acompañadas por la fiscal, dos policías ministeriales, los elementos de Gendarmería (de los cuales solamente dos subieron y tres se quedaron a resguardo de las camionetas), había personal de Fiscalía General de la República.
“A medio camino se escuchó un disparo muy fuerte. No sabemos si fue para decirle a alguien que íbamos subiendo o a lo mejor para tratarnos de amedrentar. Queremos manifestar que estamos aquí en la búsqueda de restos, en la búsqueda de personas a las que desafortunadamente les arrebataron la vida y fueron inhumados en la clandestinidad, nosotros no buscamos delincuentes, nosotros no buscamos culpables, queremos que llegue este mensaje donde tenga que llegar y que nos dejen trabajar, no estamos afectando a nadie, el colectivo busca en vida, en muerte y buscamos en fosas clandestinas”, comentó.

Suspenden
la búsqueda
Al momento de la agresión, el personal de servicios periciales recibió la indicación de bajar para salvaguardarse; se decidió que todos bajarían y ese día se suspendería la búsqueda porque no se iban a exponer más.
“No tenemos seguridad, no tenemos resguardo, hemos hecho el llamado a Sedena y no ha acudido en ningún momento. A través de Fiscalía se les han hecho llegar los oficios correspondientes a Seguridad Pública; no queremos que únicamente vengan uno o dos elementos”, comentó.
Se supone que en el predio donde están trabajando las fosas clandestinas tendría que haber un resguardo por parte de policía federal, estatal y municipal, pero no había nadie.
El día de la agresión en cuanto se comunicaron con el fiscal Jorge Winckler para exponerle los hechos, él hizo un llamado a Seguridad Pública para que acudieran a resguardar a quienes estaban en la búsqueda, pero no hubo tal apoyo.
Lamentó que por el divorcio que hay entre la FGE y el Gobierno del Estado, no se les haya prestado el auxilio que les solicitó el fiscal Jorge Winckler porque era una situación de emergencia y de riesgo.

Piden resguardo
las 24 horas
Por su parte, Ana Lilia Jiménez, también integrante del colectivo, señaló que debe de haber un resguardo de la zona las 24 horas del día, no solamente en la parte de abajo sino también en el área que ha sido procesada, lo cual tampoco lo hay.
Esta situación es preocupante debido a que no saben de que lado del cerro o del lugar puedan entrar integrantes del delincuencia ajenos a la labor que realiza el colectivo.
“Reiteramos y exhortamos a las autoridades correspondientes que nos brindan la seguridad que debemos tener porque no solamente nos exponemos nosotros, sino también se expone la poca seguridad que traemos o incluso al personal de servicios periciales que son los que nos están prestando el apoyo para realizar un buen trabajo”, apuntó Salcedo Jiménez.
Concluyó señalando que el hallazgo de cuerpos en fosas ha afectado mucho intereses políticos y económicos.