Analizarán ediles conflicto de interés

De la redacción

El hecho de que tres de los 10 regidores del Ayuntamiento de Córdoba (dos de ellos de oposición) cuenten con familiares laborando en la administración que encabeza la panista Leticia López Landero, abre la posibilidad de que se incurra en un conflicto de intereses.
La Ley 336 de Responsabilidades Administrativas para el Estado de Veracruz señala que un conflicto de intereses es “la posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los servidores públicos en razón de intereses personales, familiares o de negocios”.
Al respecto, seis de los regidores de Córdoba se mostraron sorprendidos al enterarse de que la regidora cuarta Cecilia Serrano Soval, que representa al Partido Morena, tiene a un hijo y a una hermana laborando en el Ayuntamiento, y compartieron su postura sobre la posibilidad de que exista conflicto de intereses, tomando en cuenta que esos puestos de confianza dependen de la administración actual.
A la pregunta expresa: “¿Considera que es un conflicto de intereses que algún edil pueda tener familiares trabajando dentro del Ayuntamiento?”, el regidor quinto, Alfredo Riverón Mora, expresó: ”Sí lo considero como tal. Depende en qué términos entró la persona o en qué términos está integrada. Eso habría que hacer una valoración, la ley es lisa y llana y debe ser pareja para todos“.
A la misma pregunta, el regidor cuarto, Ángel Etiem Jiménez, comentó: ”Podríamos decir que sí (es conflicto de intereses). Desde mi punto de vista tener a un amigo o conocido dentro del Ayuntamiento no quiere decir que vas a votar a favor algo, es muy bueno tener personas trabajando dentro de, pero que ellos tengan ese entendido que no se va a votar a favor para que ellos sigan manteniendo el trabajo”.
El regidor tercero, también morenista, Gustavo Guzmán, opinó: “Hoy me vengo enterando de la situación, lo desconocía y es un tema que en su momento y de acuerdo al perfil de esta persona se debe saber por qué está laborando aquí”.
La regidora décima, proveniente del PRI, Cecilia Tapia García, dijo que ella haría lo mismo si estuviera en la posición de su compañera:
“A lo mejor yo si llegara a tener la necesidad que mi hijo tuviera algún cargo acá o algún puesto yo creo que no tendría nada de malo ¿no?
La regidora novena, Wendy Leticia Santiago Gutiérrez dijo desconocer la situación y sostuvo que no es su caso.
“Honestamente no sé si ellos por su propia petición hayan solicitado meter algún familiar directo, no lo sé. En mi caso no los tengo”, declaró sobre este tema.